Policiales

La provincia dice que "los líderes de las bandas criminales están presos o muertos"

El director de Investigación Criminal Darío Chávez, dijo que "hay segundas o terceras líneas de esos grupos que manifiestan su deseo de poder sólo mediante el uso de la violencia".

Miércoles 07 de Febrero de 2018


Desde el gobierno santafesino atribuyen "a las segundas o terceras líneas" de bandas narcos que se desató en la zona sur por disputas de territorios.

Embed


Leer más: La novia de Jonatan Funes denunció una grave intimidación cuando iba al velatorio de su pareja

El director provincial de Investigación Criminal de Ministerio de Seguridad, Darío Chávez, afirmó al programa "Zysman 830" que los cabecillas de esas bandas "están muertos o detenidos".
"Hay que tener en cuenta que los principales líderes están detenidos. El que no está detenido, está muerto. El que no está ni muerto ni detenido, está prófugo o muy bien resguardado porque sabe que se lo está buscando", afirmó Chávez.

Leer más: Un auto calcinado y dos apodos en la pesquisa por el crimen de Jonatan Funes

El funcionario policial sostuvo que "hay segundas o terceras líneas de esas bandas que a veces por querer quedar bien con sus jefes, que pueden estar tras las rejas, o para demostrar dentro de su grupo de que tienen condiciones para hacerse cargo, lo único que hacen es manejar la violencia".
"Entonces manifiesta su intención o su deseo de poder a través de la violencia. Y eso es lo que nos está costando muchas vidas últimamente", agregó Chávez.
Al ser consultado sobre si se podría prever un atentando como el que terminó con la vida de Jonatan Funes, Chávez afirmó: "Uno puede prevenir con inteligencia criminal algún atentado. O por lo menos darle un marco de dificultad al que lo concreta. Pero se hace siempre respetando las garantías constitucionales. El Ministerio de Seguridad no puede disponer libremente que se haga una vigilancia sobre una persona si no hay un fundamento para hacerlo".
"Además, hay mucha gente, como ocurrió con Funes, que rechaza la vigilancia. La custodia impone muchos cambios de rutinas y eso muchas personas no lo aceptan", añadió.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario