Policiales

Jueza Lurati: "En enero el fuero penal funciona igual que el resto del año"

La camarista Carina Lurati señaló que la feria judicial no tiene repercusión en la seguridad pública. "El tribunal no cierra por vacaciones", sostuvo

Sábado 20 de Enero de 2018

"Lo que más nos importa es que la gente sepa que el tribunal no cierra de vacaciones. El fuero penal funciona exactamente igual en la feria que el resto del año ante el delito cometido durante enero", sostuvo ayer la jueza de Cámara Carina Lurati, y detalló que en los primeros 18 días del año "hubo 142 audiencias, 86 de las cuales fueron imputativas, 105 en días hábiles; 19 en fines de semana y 13 audiencias de Cámara".

En ese marco, y a modo de respuesta a las declaraciones que desde la semana pasada formula el ministro de Seguridad Maximiliano Pullaro al cuestionar aspectos de la Justicia como la feria estival, la camarista sostuvo que el ciento por ciento de los pedidos de medidas investigativas, como allanamientos e intervenciones telefónicas, que pidió el Ministerio Público de la Acusación (MPA) fueron autorizados por los magistrados.

Enero

Es enero y los pasillos de los Tribunales parecen residencias monacales. Luz y silencio. No hay funcionarios con carpetas yendo de un lado a otro ni puertas de secretarías que se abren y cierran. En el tercer piso está el despacho de la jueza Lurati, con amplios ambientes como una sala de reuniones con un juego de living y su propia oficina. Nada es nuevo pero todo está muy cuidado.

Tal como hicieron otros colegas suyos en estos días, Lurati también salió al cruce de los cuestionamientos del ministro Pullaro para con la feria judicial. "Se tergiversó el funcionamiento de la feria sosteniendo que tiene que ver en forma directa con la situación de inseguridad y que los jueces, por ser menos, no están atendiendo las medidas pedidas por la Fiscalía. Sin embargo, nuestros datos concretos indican absolutamente lo contrario. El sistema de Justicia es un servicio al ciudadano de parte del Estado y las medidas investigativas las lleva adelante el MPA, que sólo requiere del juez cuando necesita un allanamiento o una intervención telefónica. Y los registros muestran que todos los pedidos ingresados fueron atendidos por un juez", expuso Lurati.

Sobre el desempeño de los jueces de turno, la camarista explicó que "las capturas son órdenes emitidas por fiscales o jueces que libran una orden y se la comunican a la policía. Y de las órdenes que se plantearon todas se cumplieron", enfatizó, para remarcar que "ninguna audiencia fue dejada de lado por falta de jueces".

"Lo que se expresa desde el Poder Ejecutivo —continuó— es que las acciones pedidas en otras circunstancias, como allanamientos o intervenciones telefónicas, no fueron observadas y que, como no hay jueces, nadie dio curso a los pedidos. Pero resulta que el ciento por ciento de las medidas solicitadas fueron revisadas por un juez y, en concordancia, al considerarlo correcto dio curso a lo pedido por el fiscal".

Garantías

La persecución penal del delito, las personas capturadas y las que en su momento fueron liberadas de acuerdo a la ley son un caso particular en el análisis de Lurati. "El juez tiene la obligación de velar por la constitucionalidad. En los casos de los detenidos con salidas transitorias que no vuelven a la prisión, el juez de Ejecución advierte que no volvió y libra la captura. En otros casos la Justicia debe garantizar el proceso y lo que impone la ley, porque si sólo nos quedáramos con el criterio de la detención esto sería un estado policial fuera de la ley. Siempre se hacen detenciones pero no todas son capturas pedidas por los fiscales o jueces".

"El proceso penal tiene tres etapas: investigación, intermedia y juicio. En feria sólo se trabaja la investigación. No tiene lógica que se trabajen las otras dos porque se tiene que trabajar lo que se produce durante enero y además se frenan los plazos porque la feria es un período que necesita el abogado por los plazos judiciales".

Finalmente la camarista expresó que en estos momentos están trabajando dos jueces en Rosario y uno en el interior, así como un juez de Cámara. "Hace dos años que trabajamos con trece vacantes: diez en Rosario y tres en el interior. Hay presupuestados diez jueces más que durante dos años no le preocuparon al Ejecutivo, pero hoy sí le preocupan".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario