Policiales

Imputado de matar a un vecino que le reclamó por un celular robado

La madrugada del sábado Carlos Brian Lugo estaba con dos amigos en barrio Godoy cuando advirtieron que a uno de ellos le faltaba el celular.

Miércoles 24 de Junio de 2020

La madrugada del sábado Carlos Brian Lugo estaba con dos amigos en barrio Godoy cuando advirtieron que a uno de ellos le faltaba el celular. Se encaminó a reclamárselo a un vecino que había estado con el grupo y como respuesta recibió un puntazo en el cuello que le causó una muerte rápida. Tres horas después Iván Alejandro O. se entregó en la comisaría 32ª y dijo ser el homicida. El lunes a la mañana fue imputado y quedó en prisión preventiva hasta la finalización de la audiencia previa al juicio oral.

Los dos amigos que estaban con Lugo cuando lo mataron, y que en vano intentaron frenar la pérdida de sangre hasta la llegada de la ambulancia, contaron que el atacante se fue del lugar en un Chevrolet Corsa negro. Lugo, de 23 años y apodado "Bola", murió en el lugar y tres horas más tarde su vecino, de 24 años y sin antecedentes penales, se presentó en la comisaría del barrio. Dio sus datos y manifestó ser el autor del homicidio ocurrido poco antes.

El fiscal Ademar Bianchini lo imputó por el delito de homicidio agravado por el uso de arma y la jueza Melania Carrara fijó el plazo de detención preventiva hasta la finalización de la audiencia preliminar.

Noche con amigos

Según precisó el fiscal al describir el hecho, el crimen ocurrió a las 6.40 del sábado en barrio Godoy, al oeste de avenida de Circunvalación y Presidente Perón. Luego fue asesinado con un arma blanca en la calle Capitán Eduardo Angel Isern (ex pasaje 1717) al 7300.

A metros de ese lugar, desde las 23 del viernes la víctima se había juntado a tomar y pasar la noche con amigos. Ya habían pasado las 5 de la mañana cuando un amigo de la víctima advirtió que le faltaba el celular, un LG modelo K4 negro. Lugo se puso nervioso, empezó a buscar el aparato y al rato dedujo que podía tenerlo O., un vecino que vive a pocos metros de donde estaban reunidos, y decidió ir a reclamárselo.

Los dos amigos que estaban esa noche con "Bola" contaron que el muchacho fue indignado y algo alcoholizado hasta la casa de O. para reclamarle el aparato. Los dos vieron que, al recibirlo, el vecino sacó un arma blanca de entre sus ropas, lo apuñaló en el costado izquierdo del cuello y escapó en un Chevrolet Corsa que estaba en la cuadra. "Fue a reclamarle por sentido común, todos sabemos que es él el que roba y anduvo toda la noche dando vueltas", contó uno de los testigos.

"Lo único que pude observar desde la esquina es que tuvo una confrontación con Iván y éste lo hinca con algo en el cuello y después le da otro (puntazo) en la oreja", agregó. Ya herido, Brian logró regresar hacia donde estaban sus amigos y cayó al suelo bañado en sangre. "Cuando veo que Brian cae al suelo todavía estaba consciente, entonces presioné la herida. En un momento dejó de respirar y empecé a hacerle RCP pero no pude hacer nada", dijo el muchacho.

El otro amigo es el dueño del celular, quien no pudo precisar si lo perdió o se lo robaron aunque recuerda que en algún momento de la noche se le cayó al suelo. "Brian se va por el pasaje 1717 a buscar quilombo, porque estaba re borracho y dedujo que podía tenerlo Iván O., que estaba a mitad de cuadra por el pasaje", relató. Dijo que Brian empezó a golpear unos autos estacionados para forzar a O. a salir.

"Veo que se agarran a las piñas y después viene corriendo Brian con toda sangre en el cuello, diciendo que le había dado un facazo. Yo corrí hacia donde estaba Brian y vi que sangraba por el cuello, murió enseguida". Los jóvenes llamaron a una ambulancia del Sies pero cuando los médicos llegaron al lugar Lugo ya había muerto. La autopsia determinó que sufrió un shock ante una hemorragia provocada por una herida de arma blanca.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario