Policiales

Hallaron 752 kilos de cocaína que iban a ser transportados a España

El cargamento estaba en un galpón de San Miguel y habría ingresado desde Bolivia. Apresaron a dos mexicanos y a tres bolivianos. Investigan los vínculos con la ruta de la efedrina.

Viernes 14 de Noviembre de 2008

Buenos Aires.— Un total de 752 kilos de cocaína de máxima pureza que iban a ser traficados a España fueron secuestrados en un galpón de San Miguel, donde se detuvo a dos hombres de nacionalidad mexicana que habían arribado a la Argentina hace un mes, uno de los cuales tenía orden de captura de su país. Tras el hallazgo, la policía realizó otros cuatro allanamientos en la Capital Federal, donde detuvo a dos hombres y una mujer de nacionalidad boliviana sospechados de haber ingresado la droga al país.

El principal operativo fue realizado por la Delegación de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas de Zárate-Campana al mando de Honorio Rodríguez y efectivos de Drogas Peligrosas de la Policía Federal en un galpón de pleno centro de San Miguel y cerca del predio que el Ejército Argentino tiene en Campo de Mayo. Si bien allí se detuvo a los dos mexicanos, los voceros indicaron que la banda estaba conformada por gente de esa nacionalidad y colombianos.

En los allanamientos en la Capital Federal —dos en Floresta, otro en el microcentro y el restante en Las Cañitas—, fueron detenidos dos hombres y una mujer bolivianos que serían las "mulas" encargadas de ingresar la droga al país.

Colorido. El procedimiento fue bautizado "Operativo Arco Iris" porque los 700 paquetes de cocaína encontrados en el galpón tenían envoltorios de distintos colores. Su precio, puesto en el mercado europeo ascendería a 2 millones de euros.

Los operativos los ordenaron el juez federal de Tres de Febrero Juan Manuel Culotta y su par de Zárate-Campana Federico Faggionato Márquez, quien investiga a una banda de narcos mexicanos que fabricaban drogas sintéticas en base a efedrina en una casa quinta de Ingeniero Maschwitz.

El núcleo de la investigación estuvo a cargo de la policía federal en una causa que lleva adelante Culotta, iniciada hace dos meses a partir de datos aportados por la Drug Enforcement Agency (DEA), la oficina antidrogas estadounidense. El jefe de Operaciones Federales de Drogas Peligrosas de la Federal, comisario Miguel Angel Castro, indicó que el informe daba cuenta “de dos organizaciones narcocriminales, la primera de origen colombiano y la segunda mexicana”.
  Según el jefe policial, los colombianos introducían al país la droga proveniente de Bolivia y de Perú y la entregaban a los mexicanos, que tenían la misión de llevarla camuflada a España.
Conexiones. Si bien habría una conexión entre la banda y los fabricantes de drogas sintéticas investigados por Faggionato Márquez, no se encontró relación con el triple crimen de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, según Castro.
  Los mexicanos detenidos en el galpón fueron identificados como José María Rodríguez Cejas, de 42 años, quien entró al país el 2 de septiembre pasado y tenía orden de captura de su país, y Abraham Martínez Calderón, de 23, que arribó a la Argentina el 29 del mismo mes.
  El superintendente de Investigaciones de Tráfico de Drogas Ilícitas de la bonaerense, Norberto López Camelo, señaló que se “está investigando una serie de delitos conexos” con la causa que lleva Faggionato Márquez.
  Según Castro, los integrantes de la banda habían comentado al alquilar el galpón que planeaban instalar una empresa “de reparación y fabricación de hornos” industriales. En el procedimiento también se secuestraron teléfonos celulares y un automóvil alquilado. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario