Policiales

Está grave un joven baleado la noche del martes en zona oeste

Un muchacho de 18 años fue atacado a balazos la noche del martes en la zona de San Lorenzo al 5100.

Jueves 20 de Diciembre de 2018

Un muchacho de 18 años fue atacado a balazos la noche del martes en la zona de San Lorenzo al 5100, en la zona oeste de la ciudad, y ayer poco después de las 15 voceros de Fiscalía anunciaron su fallecimiento en el Hospital Provincial del Centenario. Sin embargo, horas más tarde la misma oficina desmintió el deceso del joven y sostuvo que permanecía internado en grave estado en la Unidad de Terapia Intensiva con una herida causada por un proyectil en el tórax.

En tanto, efectivos de la División Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) trataban anoche de dilucidar la mecánica del episodio y los móviles del brutal ataque. Y a su vez, dijeron desconocer oficialmente el fallecimiento del muchacho que había sido anunciado por Fiscalía.

Conocido en la 12ª

Según se supo, apróximadamente alrededor de la 0.15 de ayer el fiscal Adrián Spelta se enteró del ingreso en grave estado al Hospital del Centenario de un joven al que se identificó como Rodrigo Lautaro B., quien había recibido un disparo en el tórax y según los primeros indicios viviría cerca del lugar desde donde fue trasladado.

Al respecto, voceros policiales aseguraron que el joven era conocido por los vecinos de la zona que se erige detrás del complejo de cines Village por sus constantes ataques a la gente del barrio, a los que robaba bajo amenazas con armas. Eso lo llevó a tener varios ingresos a la comisaría 12ª y poseer un prontuario abultado.

La mañana de ayer, el fiscal Spelta comisionó al Gabinete Criminalístico de la PDI a la zona del ataque para el levantamiento de rastros y la toma de testimonios a los familiares y allegados de la joven víctima para saber los posibles motivos del ataque.


Muerto en un zanjón

El cuerpo sin vida de un hombre fue encontrado ayer a la tarde por el Comando Radioeléctrico de Funes alertado por un llamado al 911. El cadáver estaba con su cabeza sumergida en un zanjón de unos dos metros de profundidad, a la altura de la garita 2 de la ruta 9. La investigación quedó a cargo de la fiscal Valeria Piazza Iglesias quien ordenó los peritajes de rigor al Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones y se derive el cuero al Instituto Médico Legal para su autopsia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});