Policiales

"Es una persona violenta y hoy vuelve a disposición de la Justicia a rendir cuentas"

Tras las tensiones con el Poder Judicial por la búsqueda de Alan Funes, Pullaro lo definió como "un delincuente más"

Miércoles 24 de Enero de 2018

Los crímenes ligados a disputas de bandas en Rosario coparon el debate sobre la seguridad pública en el primer mes del año. En ese contexto, tras la caída de Alan Funes

tanto el ministro de Seguridad provincial, Maximiliano Pullaro, como la responsable de esa cartera a nivel nacional, Patricia Bullrich, formularon declaraciones: resaltaron el trabajo conjunto y dijeron que "no se va a permitir que se instalen bandas en Rosario".

Funes, de 19 años, era buscado desde fin de año cuando un video en redes sociales lo mostró con una ametralladora en una calle de la zona sur mientras cursaba una prisión domiciliaria. La saga de homicidios ligados que le sucedió a ese video y los cruces del Ejecutivo provincial con el Poder Judicial por la cuestión de la prisión preventiva hicieron del arresto de Alan una cuestión sobre la cual los funcionarios de Seguridad salieron a pronunciarse.

Las carteras de Seguridad de la Nación y la provincia emitieron sendos comunicados ayer donde explicaron que el arresto de Funes fue "un trabajo conjunto" con la intervención de gendarmes y policías de santafesinos, sin bien la Policía de Investigaciones acaparó las fotos de la captura.

A las 12 de ayer el ministro Pullaro, rodeado de agentes policiales pertrechados y expectantes, se paró frente a las cámaras en una conferencia de prensa. "Estábamos trabajando en un operativo en conjunto porque Funes es una persona muy violenta, vinculada a uno de los grupos rivales que se están enfrentando en Tablada. Nuestra labor apunta a disminuir la violencia y si bien es un delincuente peligroso, estas bandas que se están enfrentando no tienen la complejidad que vivimos en la ciudad de Rosario", definió.

Alan Funes

"Uno más"

"Hoy a Alan Funes lo volvemos a poner a disposición de la Justicia para que rinda cuentas —siguió Pullaro—. Pero Alan Funes es un delincuente más, como Pelo Duro o Tubi Segovia". El ministro destacó la labor de las fiscales que intervienen y afirmó que "en los últimos cinco días estaba cercado, cuando la policía entró estaba dormido y encontraron una 9 milímetros y drogas. Los que irrumpieron fueron el director general de Policía de Investigaciones, Daniel Corbellini, junto a una brigada. Mientras, Gendarmería rodeó la zona", relató.

Luego habló Corbellini: "La inteligencia nos llevó hacia ese departamento hace unos cinco días. Con una vigilancia muy discreta y con averiguaciones se estableció que estaba ahí y se ingresó con la orden de allanamiento. En días anteriores había estado en algunos lugares de zona sur y el oeste, pero no lo pudimos capturar".

El jefe policial explicó que "es una persona de un alto grado de peligrosidad y ha quedado demostrado cuando manipula armas. Las personas de su entorno siempre estaban con armas de guerra, chalecos antibalas".

En tanto, la ministra Bullrich informó la captura en su cuenta de Twitter y también brindó declaraciones a medios de prensa: "Estaba sorprendido. Se logró secuestrar una notebook y dos celulares. Ya el lunes hicieron un allanamiento que resultó fallido. Pero estaban cerca. Por eso siguieron las reuniones entre Gendarmería y la Policía de Investigaciones y le pidieron a la Justicia que habilitara el nuevo allanamiento". "El trabajo en equipo con Santa Fe dio este resultado", celebró.

Feria tensa

Los días previos, la búsqueda de Alan Funes había tensado la relación entre dos poderes del Estado provincial. Primero hubo cuestionamientos a la prisión domiciliaria concedida a Funes en octubre pasado, cuando salió del Irar. Luego Pullaro objetó la feria judicial porque "quedan muy pocos funcionarios judiciales y eso impacta en la seguridad pública".

En sintonía, el gobernador Miguel Lifschitz dijo que "no es un tema sólo de la policía sino también de la Justicia. Muchas de estas personas involucradas como víctimas o victimarios estaban detenidas o con salidas transitorias". Días después tanto el ministro como el gobernador tuvieron reuniones con integrantes del Ministerio Público de la Acusación.

La respuesta de los jueces penales no tardó en llegar: "La administración de justicia interviene en un caso puntual cuando el hecho ya sucedió. La Justicia no tiene a su cargo diagramar políticas de seguridad o de prevención que pudieran anticiparse al hecho delictual", dijo el presidente del Colegio de Magistrados de Santa Fe, Gustavo Salvador. La camarista Carina Lurati también se sumó: "El tribunal no cierra de vacaciones".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario