POLICIALES

Dos policías condenados por apremios ilegales en la comisaría de Roldán

Aceptaron dos años de prisión en suspenso por un hecho que ocurrió en septiembre. Un tercer policía imputado sigue preso acusado de haber violado a la víctima

Viernes 16 de Julio de 2021

Dos suboficiales de la policía santafesina fueron condenados por agredir a golpes a un hombre que se había presentado a denunciar un delito en la comisaría de Roldán donde prestaban servicio. Se trata de Leandro Andrés Berón y Javier Emiliano Páez, quienes aceptaron mediante un procedimiento abreviado una pena de dos años de prisión condicional y cuatro de inhabilitación como coautores de los delitos de apremios ilegales y abuso de autoridad. El acuerdo entre la fiscalía y las defensas, homologado el jueves por el juez Nicolás Foppiani, contempla un resarcimiento para la víctima, que recibirá 20 mil pesos de cada policía.

En el mismo hecho está imputado un tercer policía acusado de haber abusado sexualmente de la víctima en el mismo hecho de apremios pero no fue parte del acuerdo. Identificado como Cristian V., se encuentra en prisión preventiva a la espera de resolver su situación procesal.

Según el relato dado a conocer por fuentes judiciales, el hecho ocurrió el pasado 25 de septiembre cuando un hombre se presentó en la comisaría 6ª de Roldán, ubicada en Antártida Argentina al 900 de esa ciudad, para dar cuenta de un delito que se había cometido. Fue recibido por los suboficiales Berón y Páez, que se encontraban en la guardia, y momentos después fue atendido por Cristian V., quien a pesar de ser el sumariante de la seccional se presentó como jefe de la misma.

Por alguna razón que no fue detallada, el sumariante y el recién llegado terminaron discutiendo. Minutos más tarde los suboficiales de la guardia le dijeron al hombre que iban a arreglar lo suyo y lo hicieron pasar a otra dependencia.

Mientras caminaban hacia el fondo de la comisaría, justo en el momento de pasar frente a un calabozo, los policías empujaron al hombre al interior de una celda y lo hicieron caer. Entonces, según los voceros consultados, comenzaron a pegarle entre los dos trompadas y patadas en distintas partes del cuerpo.

Los suboficiales estaban en plena golpiza contra la víctima cuando apareció en escena el sumariante y agregó más golpes, maltratos y humillaciones al menú de apremios. Terminada la golpiza, Cristian V. abusó sexualmente del hombre golpeado.

Los tres policías fueron imputados por el fiscal Gonzalo Fernández Bussy, que les atribuyó los delitos de abuso de autoridad, apremios ilegales y abuso sexual. Finalmente Berón y Páez acordaron resolver la situación mediante un procedimiento abreviado que fue aceptado por la víctima del hecho. Además de los dos años de prisión en suspenso, los cuatro de inhabilitación y el resarcimiento económico de 40 mil pesos para el hombre golpeado, los policías deberán cumplir durante tres años con una serie de reglas de conducta que entre otras cosas les prohíbe cualquier tipo de contacto con la víctima.

En cuanto a Cristian V., el pasado 21 de mayo fue imputado como coautor de los apremios ilegales al que se le agregó el delito de abuso sexual con acceso carnal agravado por ser personal policial. Desde entonces se encuentra en prisión preventiva efectiva.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario