Policiales

Dos jóvenes imputados por tenencia de armas, uno liberado bajo fianza

Ayer fueron imputados dos jóvenes detenidos el martes con armas en el marco de las investigaciones de dos resonantes casos de homicidios. Si bien ninguno quedó, por el momento, directamente implicado en los asesinatos, en sus domicilios se encontraron armas de fuego.

Viernes 12 de Enero de 2018

Ayer fueron imputados dos jóvenes detenidos el martes con armas en el marco de las investigaciones de dos resonantes casos de homicidios. Si bien ninguno quedó, por el momento, directamente implicado en los asesinatos, en sus domicilios se encontraron armas de fuego.

Agustín Elías F. fue dejado en libertad tras el pago de una fianza de 5 mil pesos. En tanto, José Damián P., presunto miembro de una gavilla conocida como los "Comegatos" y detenido con un revólver, quedó con prisión preventiva por 50 días ya que tenía otras causas en curso.

El martes la Policía de Investigaciones (PDI) hizo siete allanamientos en Tablada, el Bajo Ayolas y barrio Hospitales. Las órdenes firmadas por la jueza Hebe Marcogliese habían sido gestionadas por los fiscales de Homicidios Ademar Bianchini y Florentino Malaponte, que investigan el doble crimen de Luis Tourn y Sofía Barreto —el 1º de enero en Grandoli y Seguí— y de Ulises Funes, el domingo pasado en Garay y Corrientes. Además de buscar a los ejecutores de los asesinatos los fiscales pidieron incautar armas e individualizar a personas. En ese contexto fueron detenidos Agustín F., en Tablada, y José P., en el Bajo Ayolas. Ambos fueron imputados ayer.

Agustín, de 19 años, contó que trabaja en una verdulería para mantener a su pareja y su beba. La fiscal en turno en Flagrancia, Valeria Haurigot, le imputó tenencia de arma de fuego ya que en su vivienda se hallaron dos armas: una escopeta calibre 16, en una habitación, y una pistola Glock 9 milímetros junto al cerco que divide su casa de la del vecino. Por eso pidió prisión preventiva.

El defensor Leopoldo Monteil cuestionó la imputación y pidió la libertad. Primero dudó de la propiedad de la Glock y dijo que la escopeta estaba en un lugar donde no sólo su cliente tenía acceso. Consideró que la vinculación del acusado con la causa era una conjetura de la fiscalía, expuso que el joven tiene una discapacidad auditiva, no tiene condenas y es el único sostén de su familia.

La jueza valoró la falta de antecedentes y que la pena en expectativa podría ser de ejecución condicional, por lo que aceptó la imputación pero liberó a Agustín bajo una fianza de 5 mil pesos. No obstante, Marcogliese le explicó al acusado: "La pistola que le encontraron es un arma inusual, marca Glock, que es una marca cara, de alto poder de fuego".

En otra audiencia, presidida por el juez Luis María Caterina, fue imputado José Damián P., de 20 años y vinculado a una gavilla conocida como "Comegatos". Haurigot le atribuyó dos hechos: uno por tenencia de arma de guerra y otro anterior por encubrimiento agravado por ánimo de lucro.

La fiscal se refirió a un caso en el que P. fue detenido el 14 de febrero de 2017 en Spiro al 300 bis a bordo de una moto robada dos días antes en Pueblo Nuevo. Haurigot lo acusó de circular en ese rodado aun sabiendo que era robado y recordó que tenía una probation por otro hecho similar. Por ello pidió preventiva sin plazos.

El defensor, en este caso también Monteil, planteó que a P. le secuestraron un arma de una pieza donde había otros cinco familiares. "¿Por qué dicen que el arma es de José y no de cualquier otro? Esa es una duda que me surge", dijo, y agregó que su cliente no tenía condenas y trabaja como estibador.

El juez admitió la postura de fiscalía, aunque manifestó que se debe investigar si la tenencia del arma pudo ser compartida. Sobre el encubrimiento, Caterina indicó que, con la probation incumplida, P. "mostró que no tuvo apego por cumplir con lo que el tribunal le impuso" y le dictó prisión preventiva por 50 días.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario