Policiales

Dos jóvenes asesinados en una fiesta convocada a través de Facebook

El doble crimen ocurrió en la localidad platense de City Bell y como sospechosos fueron detenidos un hombre y una mujer embarazada.

Jueves 25 de Enero de 2018

Dos jóvenes de 21 y 24 años fueron asesinados a cuchillazos en una pelea en la puerta de una casa donde se hacía una fiesta entre amigos convocada por las redes sociales. El doble crimen ocurrió en la localidad platense de City Bell y como sospechosos fueron detenidos un hombre y una mujer embarazada.

El hecho, que trascendió ayer, ocurrió el sábado último frente a un chalé del barrio Savoia de esa localidad del partido bonaerense de La Plata. Los investigadores creen que los problemas se originaron porque los dueños de casa impidieron con armas blancas el ingreso de jóvenes del barrio que no eran invitados.

"Era una fiesta privada en una casa y varias personas no invitadas que intentaron entrar. Como se había convocado por las redes sociales apareció gente desconocida para los organizadores que no eran bienvenidos y comenzaron a pelearse con los invitados", explicó el fiscal Marcelo Romero, para agregar: "En ese marco se desató una gresca generalizada en la que volaron botellas y hubo dos crímenes, independientes uno de otro".

En medio de la pelea, la dueña de casa y organizadora de la fiesta, de 21 años y embarazada de dos meses, salió de su casa con un arma blanca y apuñaló por la espalda a Rubén Octavo, de la misma edad, quien murió en el acto.

En tanto, en otro episodio ocurrido pocos minutos después, un joven de 28 años al parecer familiar de la agresora atacó a puñaladas, también por la espalda, a Maximiliano Mengarelli, de 24, quien cayó malherido y murió en un hospital.

La madre de Mengarelli dijo a la prensa que convocaron a "todo el barrio" a la fiesta y que cuando su hijo fue a comprar a un kiosco de al lado de la vivienda, "lo mataron de atrás". Por su parte la hermana de Octavo dijo que en ese lugar "siempre hubo peleas, tiros".

"Quisieron lavar una camiseta de Boca (usada por el supuesto homicida) manchada con sangre pero la policía lo evitó", contó la mujer.

El fiscal libró órdenes para allanar el domicilio donde se hizo la fiesta, donde se detuvo a la dueña de casa y se secuestraron seis cuchillos de hoja lisa, una remera de Boca y una campera con manchas hemáticas. El segundo allanamiento fue en la casa del imputado por el homicidio de Mengarelli, donde se incautó un Fiat Uno. Las armas blancas secuestradas habían sido lavadas peo son peritadas para ver si coinciden con las heridas de las víctimas.

Complicada

Al ser indagado ayer, el imputado del crimen de Mengarelli negó haber participado de la pelea. En tanto, la mujer se negó a declarar el domingo tras lo que se dispuso que quede alojada en la Comisaría de la Mujer, por estar embarazada de dos meses y tener un hijo lactante.

Su situación, según los investigadores, es la más complicada ya que testigos refirieron haber visto cómo apuñalaba a Octavo por la espalda. Pese a que en un principio se rumoreó que se trataba de una fiesta clandestina, el fiscal aclaró que se trató de una celebración familiar: "Si bien la reunión fue anunciada por Facebook, no era una convocatoria abierta o masiva, sino de algo privado", aseveró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario