Policiales

Cinco demorados por una saga de atracos en la zona norte

A cuatro de ellos los inculpan por robar en domicilios de personas mayores durante las madrugadas. Todos quedaron en libertad.

Sábado 15 de Junio de 2019

Cinco personas, entre ellas dos adolescentes de 17 años, fueron apresados ayer a la mañana por efectivos del Grupo de Infantería de Respuesta Inmediata (GIRI) y la subcomisaría 27ª en el marco de otros tantos allanamientos realizados en la zona norte tendientes a dar con una banda que se dedicaba a robar ingresando durante la madrugada a viviendas donde residen personas mayores. Sin embargo, con el transcurrir de las horas, uno de ellos quedó libre, los dos menores fueron restituidos a sus familias por orden judicial y otros dos (hermanos entre sí) quedaron a disposición de la Justicia Federal por tener dos plantas de marihuana.

   En el operativo se incautaron armas de fuego, artículos electrónicos, celulares, dinero, alhajas, indumentaria deportiva y una motocicleta, lo que según los pesquisas sería producto de los delitos.

   La investigación llevada adelante por la seccional 27ª es consecuencia de otra que desarrollaron el año pasado, después de que se registraran 23 denuncias por entraderas en la zona norte y que el 13 de diciembre último terminara con cuatro mayores y dos menores apresados. Sin embargo, según dijo un pesquisa, “ante el vacío dejado por los mayores imputados y con prisión preventiva por el plazo de ley, otros menores ocuparon sus lugares y siguieron delinquiendo”.

Unos 25 hechos

De esta manera, dijo el oficial, “desde principio de año en la zona de las comisarías 9ª, 10ª, sub 27ª y 30ª se denunciaron unas 25 entraderas con la misma modalidad, es decir entrar a las casas de personas mayores de madrugada para robarles”.

   En ese marco, y con órdenes firmadas por el juez de Menores Gonzalo López Quintana y la fiscal de Investigación y Juicio Mariángeles Lagar, ayer se allanaron domicilios situados en David Peña al 1200, Martín Fierro al 1200, dos casas en Lugones al 3900 y otra en Pasaje 1357 al 2100.

   En la primera de las viviendas fue arrestado Jorge David M., de 23 años, quien en horas de la tarde recuperó la libertad tras comprobarse que no tenía causas pendientes con la Justicia y no había elementos que lo ligaran con la pesquisa.

   En tanto, en una casa de Lugones al 3900 fue apresado Iván Angel P., de 17 años; y en Pasaje 1357 resultó detenido Claudio Ariel F., de la misma edad, quien estaba bajo arresto domiciliario por una causa por robos. Los otros apresados son los hermanos Franco y Federico S., de 21 y 25 años respectivamente, en cuyo domicilio la policía encontró dos plantas de marihuana.

   Acerca de los elementos secuestrados, se detallaron tres pen drives, dos shuriken (arma blanca arrojadiza), una barreta de hierro, una gorra de la policía, dos celulares, tres camisetas y un buzo de Newell’s, distintas prendas de vestir, varias joyas de plata y oro, y anillos con iniciales entre otros objetos que serían producto de lo obtenido en los delitos.

   Asimismo en uno de los domicilios se incautó un televisor led de 32”, un auto a batería, dos play station, dinero, dos estéreos, una pistola calibre 22 y una réplica de ametralladora FMK3 sin poder de fuego.

Protesta

En medio del allanamiento a la casa de Claudio F., sus familiares denunciaron ante la televisión que el chico estaba bajo cuidado de su madre porque “cumple arresto domiciliario por un robo que le inventaron el año pasado”, y manifestaron que la pistola fue plantada por los policías. “Se está llevando un auto eléctrico que le compré a mi nieto, un televisor que compré yo y tengo los papeles para demostrarlo, hicieron todo sin testigos y tiraron la puerta abajo sin ningún tipo de orden”, denunció la mamá de Claudio F.

   En tanto la abuela del menor recordó que a su hijo lo mató una agente policial en mayo de 2017 y que desde entonces “no nos dejan de molestar”. La mujer remarcó que su nieto “está podrido de darle plata a la policía para que no lo metan preso y todo eso porque somos querellantes en la causa del homicidio”. Se refería al asesinato de Alexis Berti, ocurrido en Vila al 1700 cuando agentes del Comando concurrieron al lugar alertados por los vecinos de un supuesto robo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario