Policiales

Cayó un prófugo en la investigación por el contrabando de efedrina

El empresario Alberto Salvador López Martucci, de 60 años, fue detenido por la Policía Federal en la localidad bonaerense de Haedo.

Miércoles 26 de Septiembre de 2018

El empresario Alberto Salvador López Martucci, de 60 años, fue detenido por la Policía Federal en la localidad bonaerense de Haedo en cumplimiento de una orden de captura de febrero de 2017, cuando la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal le confirmó la sentencia a 4 años de prisión por la compra y exportación de efedrina entre 2006 y 2008 que llegaba a los cárteles de drogas mexicanos.

Había 500 mil pesos de recompensa para quien brindara datos sobre su paradero. Y cuando lo encontraron escondido en una casa en Haedo había cambiado su aspecto físico.

En la investigación de la causa de la efedrina, López Martucci fue señalado como quien manejaba la Droguería Prefarm S.A., una de las que se utilizaron como pantalla para importar y desviar la sustancia a narcotraficantes. Por ese mismo caso fue condenado a 11 años de prisión el empresario Alfredo Abraham, dueño de Farmacéuticos Argentinos. En esa investigación, además, la Justicia pudo comprobar que se compraron e exportaron alrededor de 15 toneladas de efedrina entre 2006 y 2008. Un caso que expuso las conexiones entre los servicios de inteligencia, la política y el narcotráfico.

Los condenados tenían vínculos con Ibar Pérez Corradi, quien afronta varias causas por tráfico ilegal de efedrina y fue condenado como autor intelectual del triple homicidio de General Rodríguez en el que fueron ejecutados Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina, a raíz de una disputa por la comercialización de la sustancia usada para fabricar drogas sintéticas.

La primera vez que el fiscal Luciani pidió la detención de López Martucci fue en agosto de 2014. Pero el tribunal decidió esperar a que la condena estuviera firme. El ahora detenido fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 4 en 2014 como coautor penalmente responsable del delito de comercio de materias primas para la producción o fabricación de estupefacientes.

Para la Justicia, los condenados no lograron explicar qué fabricaron con los 12.799 kilos de efedrina que importaron al país, de los cuales 2.326,30 kilos fueron en grado de tentativa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario