Policiales

Cae un sospechoso de haber asesinado a un jubilado

Nicolás T., de 21 años, fue apresado la noche del sábado en el marco de la pesquisa por el crimen de Carlos Viugus, apuñalado y calcinado en su casa

Lunes 03 de Junio de 2019

Un joven de 21 años fue detenido como sospechoso de haber asesinado a golpes y puñaladas a un septuagenario que la tarde del sábado apareció calcinado en su humilde vivienda de la zona oeste. Fuentes policiales lo identificaron como Nicolás T., señalaron que hace poco tiempo salió de la cárcel de Piñero y adelantaron que en las próximas horas podría ser imputado del hecho por el fiscal de Homicidios Luis Schiappa Pietra, a cargo de la investigación.

   En ese sentido fuentes allegadas a la pesquisa indicaron que el móvil del crimen pudo estar vinculado a una discusión entre la víctima y el homicida, aunque por el momento no se descarta la hipótesis del robo que también circuló durante las primeras horas.

“Alevoso”

Carlos Viugus tenía 72 años y vivía solo en una modesta vivienda de Pedro Lino Funes al 2100, pegada al Fonavi Parque Oeste. Minutos después de las 16 del sábado una vecina del hombre advirtió un incendio en la casa del anciano, donde el perro de la víctima no para de ladrar “con desesperación”, según coincidían en la cuadra.

   Una vez que los bomberos sofocaron el fuego fue hallado el cuerpo sin vida del dueño de casa. Según fuentes policiales, a simple vista el cadáver presentaba heridas de arma blanca —al menos siete, indicaron— en el cuello y la espalda, así como un fuerte golpe en la cabeza.

   “Esto fue alevoso, la gente acá está indignada, el que hizo esto se re zarpó”, decía un joven vecino a este diario sobre las 20.15, cuando retiraban el cuerpo de la escena del crimen. Por entonces la versión que circulaba con más fuerza indicaba que el hombre estaba jubilado y el día anterior había cobrado sus haberes, y esa información podría haber llegado a oídos de un ladrón solitario que ingresó a la casa —hasta ayer no se sabía a qué hora— y asesinó a Vigus.

Aguantadero

Sin embargo, ya en los alrededores de la escena del crimen comenzaba a aflorar otra teoría sobre el hecho a partir de las primeras entrevistas y el relevamiento de datos preliminares realizados por la policía en el vecindario. Esa línea indicaba que Carlos había mantenido una fuerte discusión con un hombre que frecuentaba su casa, que supuestamente solía ser utilizada como aguantadero por delincuentes.

   Esa línea volvió a sonar ayer con la novedad del arresto de un sospechoso que, en rigor, fue capturado horas después del hecho luego de una búsqueda realizada por personal de la Policía de Investigaciones (PDI). La misma noche del sábado, según los voceros consultados, el joven de 21 años fue divisado en el interior de un vehículo que circulaba en inmediaciones de Newbery al 7700.

   Luego de un breve seguimiento, y luego de pedir apoyo a la central 911, los efectivos de la PDI detuvieron la marcha del vehículo en el que iban una mujer y dos hombres. Según las fuentes, uno resultó ser Nicolás T. quien estaba sindicado como el presunto homicida de Vigus.

   En este contexto, recobró fuerza la versión que indicaba que la casa de la víctima era utilizada “de vez en cuando” como aguantadero de delincuentes. Al parecer, en ese marco Vigus discutió con el sospechoso por alguna razón, lo asesinó y luego se llevó algunas de sus pertenencias para venderlas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});