Policiales

Balean el edificio donde tiene su estudio jurídico un penalista

Allí tiene la oficina Marcelo Piercecchi, defensor de un miembro de Los Monos. El ataque no parece vinculado a las balaceras atribuidas a Guille Cantero.

Lunes 17 de Diciembre de 2018

Un edificio de España al 1600 donde tiene su estudio jurídico el abogado penalista rosarino Marcelo Piercecchi fue baleado el sábado a la noche. Según fuentes judiciales, fueron al menos nueve disparos efectuados por dos personas que circulaban en una moto y se dieron a la fuga.

La investigación del episodio está en manos de los fiscales de la Unidad de Gravedad Institucional que entiende en las balaceras contra edificios del Poder Judicial y vinculados con jueces y funcionarios que participaron del proceso judicial contra la banda de Los Monos. La diferencia con este ataque es que se trata del primero en el que el presunto blanco es un abogado defensor. Y si bien Piercecchi participó el juicio a la banda de La Granada defendiendo a Mariano Salomón, al cierre de esta edición no era segura la conexión entre este ataque y la saga de balaceras atribuidas —incluso con imputaciones— a Ariel Máximo "Guille" Cantero.

"Soy un penalista y en esta profesión uno se ve todo el tiempo expuesto a tener conflictos y a entrar en controversias pero no hay nada que se haya manifestado que me haga pensar en algo puntual", dijo ayer a este diario Piercecchi, quien dijo haberse enterado del ataque por el consorcio del edificio y se manifestó "muy afligido de que mis vecinos tengan que pasar por esta preocupación", aunque "no hay nada" que le indique cuál podría ser el origen del ataque".

edificio3.jpg

Desde una moto

Fuentes de la Fiscalía Regional confirmaron que el ataque a tiros se registró pasadas las 22.30 del sábado en un edificio de España 1605, casi esquina Montevideo. Según la información preliminar fueron dos personas que iban en una moto y dispararon contra el frente de la propiedad donde Piercecchi tiene su estudio jurídico en el primer piso.

Según los voceros consultados, dos balazos impactaron contra el hall del edificio y otros cinco contra el portón del garaje. Personal del gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) concurrió al lugar para levantar los primeros rastros y secuestró nueve vainas servidas calibre 9 milímetros. Sin embargo, hasta ayer se desconocía dónde impactaron dos de los disparos.

Entre las primeras medidas investigativas se tomaron testimonios a vecinos de la zona y se mandaron a relevar las imágenes de cámaras de videovigilancia de la zona que pudieran haber registrado información útil para identificar a los tiradores. En principio, hasta ayer no había testigos oculares de lo ocurrido por lo cual la fuente principal de información podrían ser las cámaras, que son varias en la zona.

La mecánica del hecho es, a grandes rasgos, similar a la registrada en 15 atentados ocurridos desde mayo contra objetivos vinculados a la investigación a la banda de Los Monos. Sin embargo, más allá de que en principio hasta ayer no asomaban datos concretos que establecieran una conexión con esa saga, las intimidaciones a balazos contra frente de casas son hechos muy habituales en muchos barrios rosarinos; especialmente más allá de los bulevares donde muchos de estos casos no son siquiera denunciados y suelen trascender cuando hay muertos o heridos.

edificio1.jpg
Los impactos de bala, en el portón de la cochera del edificio céntrico.
Los impactos de bala, en el portón de la cochera del edificio céntrico.

Ataque al Poder Judicial

El hecho es investigado por la Fiscalía de Gravedad Institucional creada a partir de la saga de ataques contra objetivos judiciales vinculados con el proceso penal contra Los Monos. En este caso, dijeron fuentes de esa unidad, les corresponde tomar la investigación pues un ataque contra un abogado se considera un atentado contra el Poder Judicial.

En ese sentido, si bien hasta anoche no se contaba con más que datos duros sobre lo ocurrido, tampoco había para los investigadores razones suficientes para vincular el ataque con la saga cuya organización se atribuyó a Guille Cantero. Por otra parte Piercecchi no es considerado un abogado de Los Monos, más allá de que defendió a uno de sus miembros en el juicio oral. Y además Salomón, si bien es parte del entorno de los Cantero, fue uno de los que recibió penas más leves: cuatro años y medio de prisión por asociación ilícita.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});