POLICIALES

Balaceras e intimidación pública, fenómenos que no dan descanso a los barrios del Gran Rosario

Se conocieron en las últimas horas al menos tres casos: en Riobamba al 4400, Saavedra al 5500 y en Villa Gobernador Gálvez

Jueves 26 de Noviembre de 2020

Nada parece detener los ataques a balazos en el Gran Rosario. En las últimas horas se conocieron al menos tres hechos de intimidación pública en distintos lugares del departamento: un mensaje de tinte mafioso escrito y con una bala pegada en Riobamba al 4400, en el barrio Bella Vista; un ataque a tiros contra dos viviendas y tres autos en Saavedra al 5500, en el barrio Moderno; y el restante, con dos heridos de bala, en Cafferata al 2700 del barrio Coronel Aguirre, en Villa Gobernador Gálvez. Fuentes ligadas a distintas investigaciones indicaron que durante el primer semestre de este año Rosario tuvo en promedio una decena de balaceras por día. Y la fiscal regional María Eugenia Iribarren elevó esa cifra a una veintena en septiembre pasado: “Hay días que hay más de 20 balaceras en la zona” dijo públicamente.

Los tres ataques tuvieron distintas motivaciones. En Riobamba al 4400 dejaron el martes a la noche una nota de tinte mafioso con una bala calibre 9 milímetros pegada. El papel rezaba: "Te dijimos que te vayas, la concha de tu madre”. Días antes un hombre había golpeado la puerta de la casa y le advirtió al dueño de la misma: "Me mandaron a decirte que desocupes la casa".

Horas más tarde, alrededor de las 21.50, una casa de Cafferata al 2700, en barrio Soldado Aguirre de Villa Gobernador Gálvez, fue baleada y dos de sus ocupantes heridos. Uno de ellos en la cabeza, según expresaron los vecinos. Los heridos fueron identificados como como H.P. y E.L. en un parte emitido por la Fiscalía Regional.

El restante sucedió 10 minutos antes de la medianoche del martes cuando desde una moto dispararon contra dos viviendas y tres autos en Saavedra al 5500. “La verdad es que nos quedamos helados. No sabemos cómo viene todo esto. Pensamos que se pudieron haber tiroteado entre dos motos. Es lo que mas nos cierra”, explicaron los vecinos de las viviendas baleadas.

>>Leer más: Primer semestre violento: Rosario tuvo en promedio una decena de balaceras por día

En VGG. El martes alrededor de las 21.50, mientras la tormenta mostraba sus dientes, una vivienda de dos plantas ubicada en Cafferata al 2700, entre Pasaje 8 y avenida Plata fue atacada a balazos. Dos personas que estaban en el lugar fueron heridas: H.P., uno de los dueños de casa, recibió un balazo en una pierna; E.L., quien estaba de visita en el lugar, fue alcanzado por un proyectil en la cabeza y fue asistido en el hospital Anselmo Gamen. Fuentes consultadas indicaron que no se secuestraron vainas servidas en el lugar y algunos vecinos referenciaron que la misma vivienda ya había sido atacada a balazos el pasado 6 de noviembre por la noche. En esa oportunidad la vivienda quedó marcada por cuatro impactos de balas calibre 9 milímetros y en el lugar se hallaron cinco vainas servidas.

“Es muy difícil vivir en esta zona. Esta familia particularmente es muy complicada. Nadie en los alrededores te va a hablar bien de ellos porque no los quiere nadie. Esta vereda está todo el tiempo copada por muchachos en motos que se la pasan tomando. No es vida la de los vecinos. Lo que pasó anoche (por el martes) es que chorearon al que no debían y les vinieron a buscar las cosas. Y vinieron a los tiros. A uno le pegaron un tiro en una pierna y a otro se lo llevaron mal con un balazo en la cabeza”, indicó un vecino.

image (8).jpg
Cafferata al 2700, barrio Soldado Aguirre de Villa Gobernador Gálvez.

Cafferata al 2700, barrio Soldado Aguirre de Villa Gobernador Gálvez.

Detrás del Deliot. Dos horas más tarde la tormenta ya era una realidad sobre el sur de la ciudad. Cuando caían las primeras gotas entre refucilos en el horizonte, la cuadra de Saavedra al 5500, detrás del Polideportivo Deliot y a metros de la comisaría 19ª, se vio sacudida por una docena de balazos. Los vecinos confiaron que al menos siete impactaron en la fachada de dos viviendas y otros cinco hicieron blanco en tres autos que estaban estacionados. Dos de esos disparos ganaron el interior de una de las viviendas.

“Esto es un desastre y lo peor de todo es que no sabemos porqué pasó. Cuál es el motivo por el que balearon casas y autos. Nosotros somos toda gente de trabajo. Todos en la cuadra somos gente de laburo. Vamos a tener que colgar un pasacalle o hacer una pintada que diga.: «No disparen contra las casas porque no tenemos nada que ver con nada»”, explicó una de las residentes. “Sabemos que los que dispararon iban en moto. Nada más. Esta cuadra no tiene ni luz pública menos va a haber cámaras. No sabemos nada de nada. Es algo parecido a lo que pasó en la otra cuadra hace dos meses”, agregó otra vecina.

>>Leer más: El mapa de las balaceras: un fenómeno con sello narco comandado desde las cárceles

La mujer hizo referencia a los ataques ocurridos los días 8 y 9 de agosto pasado en Saavedra al 5400 cuando alrededor de 30 disparos tuvieron como blanco a un Fiat Palio que estaba estacionado y una casa de la cuadra, a pocos metros de donde funciona el comedor del Club Infantil Deportivo Deliot. “Fueron dos ráfagas de ametralladora y tiraron al voleo. Están metiendo miedo o bien no pueden encontrar el lugar que quieren balear. Acá somos todas familias antiguas que vivimos desde hace mucho, la policía sólo viene cuando pasa esto, antes ni se acercan, encima no hay cámaras ni nada”, se lamentó uno de los vecinos hace dos meses. Este miércoles los vecinos de Saavedra al 5500 indicaron que “escucharon ráfagas de disparos” que podrían ser de pistola ametralladora o de una pistola calibre 9 milímetros reformada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS