Policiales

Apresan al líder de Los Monos por la fatal emboscada al micro de Ñuls

Es Ariel Cantero y lo ligan al tráfico de drogas. También cayó su hijo Claudio Ariel y otras cuatro personas. A los Cantero se les adjudica nexo con el atentado al ómnibus que mató a un chico de 14 años.

Miércoles 31 de Marzo de 2010

Cayó preso El Ariel, el hombre de 45 años apuntado como líder de la banda de Los Monos. Su nombre es Ariel Máximo Cantero y fue detenido ayer por la mañana en un megaoperativo en el que se ejecutaron 12 órdenes de captura en los barrios Las Flores y La Granada, en el extremo sur de la ciudad. La detención, a la que se sumaron otras cinco personas, fue en el marco de la pesquisa por el asesinato de Walter Cáceres, el chico de 14 años baleado el último 4 de febrero en una emboscada a la barra brava de Newell’s Old Boys. En el mismo contexto también fue puesto tras las rejas Claudio Ariel Cantero, de 26 años, conocido como El Pájaro e hijo mayor de El Ariel. Durante el operativo fueron incautados tres autos, entre ellos un Mini Cooper último modelo, cinco motos, autopartes, armas y réplicas de pistolas. Los uniformados se llevaron además unos 40 celulares y cerca de 40 mil pesos en efectivo. Pero llamativamente no se encontró ni un gramo de droga, cuando Los Monos siempre fueron acusados de liderar el tráfico de estupefacientes en el sur de la ciudad.

Las fuentes consultadas indicaron que la detención del conductor de Los Monos fue rica en detalles y que, como cada vez que le tocó perder, no opuso resistencia. El operativo estuvo a cargo de la División Judiciales de la Unidad Regional II, que lleva adelante la pesquisa por el crimen del pibe Cáceres, con el apoyo logístico de efectivos de la Tropa de Operaciones Especiales (TOE) y de Seguridad Rural Los Pumas. Fueron cerca de 80 hombres en 25 vehículos oficiales los que coparon el barrio.

Los voceros resaltaron que el procedimiento se desarrolló cuidando que no se filtrara ninguna información. "Tuvimos que evitar que el dato ganara la calle y alguien alertara a Los Monos. Fue difícil mover 25 vehículos sin que la información se escapara", indicó una fuente. Y agregó que, no obstante, "sabían que era inminente que se los iba a allanar y movieron la droga". Al respecto, dijeron que entre el dinero secuestrado en la casa de El Ariel había gran cantidad de monedas en varias cajas. "Fue más fácil pesarlas que contarlas", agregó. Había casi 14 kilos en monedas de hasta un peso.

En otro de los domicilios allanados fueron encontradas tres chaquetas de uniforme policial, una camisa —similar a la que utiliza en la Agrupación de Orden Público—, un pantalón de fajina, una boina y dos insignas de jerarquía policial (una de sargento ayudante y otra de sargento primero). Por esto tomó intervención el juzgado de Instrucción 12ª.

Crimen del hincha. Desde que Walter Cáceres, el hincha de Newell’s Old Boys de 14 años que murió acribillado a balazos a la vera de la autopista Rosario-Buenos Aires cuando volvía en un colectivo de la barra brava después de ver a su equipo en la cancha de Huracán, Los Monos estuvieron en el ojo de la tormenta. Y más aún cuando Carlos Fernando Chino Fleitas, un vendedor de drogas que trabajaba para el Guille Cantero, otro de los hijos de Ariel Máximo, se puso a disposición de la Justicia.

Es que en la memoria de su teléfono celular aparecieron imagenes del velocímetro de un BMW que presumiblemente es propiedad de Los Monos además de fotos de algunos hijos de El Ariel.

Los allanamientos en territorio mono comenzaron ayer, antes de las 7. "Seis de los operativos se hicieron en un radio de seis manzanas y en forma simultánea", explicó una fuente. El más importante se realizó en una vivienda de Caña de Ambar al 1800 donde vive Ariel Máximo Cantero. De allí la policía se llevó al líder de la banda, cuya última caída databa del año 2004, cuando fue apresado en un aguantadero de la zona oeste de la ciudad. Y también una camioneta Toyota Hilux color blanca y un Peugeot 206 gris que, según quienes lo vieron, era un boliche ambulante con un poderoso sistema de audio.

Además secuestraron cuatro motos, una carabina calibre 22 y un pistolón calibre 16. También se llevaron 3 rifles de aire comprimido calibre 5 y medio, una réplica de ametralladora para jugar paintball y tres equipos de celular y Nextel. Además había agendas y una balanza de precisión para pesar estupefacientes. Fuentes allegadas a la causa número 201/10, que investiga la jueza de Instrucción Raquel Cosgaya, indicaron que Ariel Máximo tenía un pedido de captura por incumplir una salida transitoria en 2007, cuando estaba preso en la cárcel de Coronda.

El hijo. Del mismo domicilio se llevaron al hijo mayor del líder: Claudio Ariel Cantero, conocido como El Pájaro. De él se dijo que tenía un pedido de captura por un homicidio de 2006 investigado por el juzgado de Instrucción 9, aunque su nombre estuvo vinculado a las crónicas policiales en numerosas ocasiones, siempre por causas violentas. Esto contrastó con dichos de gente del entorno de Los Monos que aseguró que ninguno de sus jefes tenía pedidos de captura activos.

La policía también allanó la casa del Guille Cantero, en el pasaje 516 al 6400. El muchacho, cuyo nombre no estuvo excento de varios hechos de violencia en la última década, no estaba en el lugar. Pero igual le incautaron un flamante Mini Cooper Aston Martin de su propiedad último modelo.

En la misma cuadra, pero en otro domicilio, fueron detenidos un hermano de Ariel Máximo, llamado Jorge, de 50 años, y un sobrino de 16 años. También fueron detenidos los hermanos Ricardo y Pablo M., de 17 y 23 años. Ahí se hallaron las ropas policiales, 8 celulares y 3 Nextel. Todos recuperaron la libertad, pero quedaron a disposición del juzgado de Instrucción 12.

En el pasaje 518 al 6400, en tano, fueron apresados Eduardo Germán O., de 21 años, y Fabián Oscar B., de 28. En ese domicilio se incautaron 13 aparatos Nextel y una moto Yamaha 125. Ambos quedaron detenidos y afectados a la causa por la muerte del pibe Cáceres. Por el mismo caso, en Flor de Nácar al 6900 fue apresado Juan Ramón P., 30 años, al que se le halló un cargador vacío de pistola Bersa calibre 9 milímetros. Fue acusado de encubrimiento.

En tanto, en la cortada 509 al 1700 (paralela a calle Kantuta) fue hallado un cuadro de moto marca Honda con pedido de captura por haber sido robada el pasado 22 de marzo en jurisdicción de la comisaría 11ª. Por eso fue detenido Jonatan Ezequiel L., 19 años, quien recuperó la libertad aunque también quedó a disposición de Instrucción 12ª. Finalmente, en Blandengues al 900 bis fue detenido Leoncio Valeriano E., de 34 años, quien tenía tres pedidos de captura pero quedó en libertad.

Muchos más

“Esto recién empieza, tienen que caer muchos más”, dijo Carlos Cáceres, papá del hincha muerto a tiros en la emboscada del 4 de febrero. El hombre dijo que “la Justicia determinará si fueron Los Monos los responsables de la muerte de Walter” y sostuvo que “ellos siempre estuvieron apegados” (al asesinado ex barrabrava rojinegro Roberto Pimpi Camino).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS