PANDEMIA

Sólo ocho países de América Latina cuentan con alguna clase de dosis

El confinamiento ya resultó difícil para los gobiernos debido a la vasta economía informal. Pero la solución que traen las vacunas se demora

Sábado 13 de Febrero de 2021

La vacuna parece ser hoy la única apuesta posible para gobiernos que no han conseguido restringir al máximo el movimiento de sus ciudadanos, sobre todo en economías con altos índices de informalidad.

Hasta ahora, ocho países en América Latina han anunciado el inicio de sus planes de inmunización: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, México y Panamá ofrecen datos actualizados. A ellos se les suman los Estados Unidos, que encabeza el nivel de inmunización en el continente, y Canadá.

Por el momento, la vacuna predominante en la región es la del laboratorio estadounidense Pfizer, de doble dosis y con una eficacia del 95%. Canadá, Chile, Costa Rica, Ecuador, EE.UU y México ya la están empleando, mientras que Colombia espera comenzar con ella (y otras) a finales de febrero.

En Argentina, además de la vacuna rusa, se planea aplicar la de AstraZeneca elaborada en la India, Covishield.

Brasil

Los gobernadores estatales brasileños están haciendo sus propios planes para abastecerse de vacunas y algunos expresaron preocupación porque el gobierno del presidente Jair Bolsonaro no entrega las dosis necesarias para evitar la interrupción de la campaña.

Los gobernadores sufren la presión de los alcaldes, algunos de los cuales han agotado sus provisiones de vacunas, incluso en tres ciudades de la zona metropolitana de Río de Janeiro. Salvador, capital del estado de Bahia, suspendió la vacunación el jueves porque empieza a escasear. Se prevé que Río y Sao Paulo, las dos ciudades más grandes del país, agotarán sus vacunas en pocos días.

El gobernador que más se ha esforzado por aumentar la provisión de vacunas de su estado es el paulista Joo Doria, un exaliado de Bolsonaro y ahora su adversario. El presidente ha criticado reiteradamente a Doria por adquirir 100 millones de vacunas CoronaVac a la empresa china Sinovac y ha dicho que el gobierno federal no las comprará.

Bolsonaro cambió de rumbo en enero ante la demora en la entrega de la única vacuna comprada por su gobierno y al ver como otros países inmunizaban a sus ciudadanos mientras los 210 millones de brasileños estaban a la espera.

“Si no fuera por esta vacuna (CoronaVac), Brasil sería un país sin vacunas’’ dijo Doria. Añadió que está negociando la compra de 20 millones de dosis adicionales y si el gobierno federal no las compra, podría venderlas a otros gobernadores.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario