Pandemia

Crearon en Ybarlucea un frontón móvil para entrenar en cuarentena

El artista Emiliano Sacco y el tenista roldanense Eduardo Schwank lo idearon. Mide 2 metros de largo, 1,20 de ancho y uno de profundidad.

Domingo 31 de Mayo de 2020

En plena pandemia, el artista plástico Emiliano Sacco decidió reinventarse y combinó el arte con otra de sus pasiones: el tenis. Fue así que comenzó a fabricar en serie en su taller de Ybarlucea un frontón móvil y a comercializarlo junto al destacado deportista roldanense Eduardo Schwank, quien se transformó en la cara visible del producto llamado “Winner Tenis”.

   Juntos emprendieron este proyecto que les dio un respiro ante la crisis profesional por la que ambas actividades están atravesando. Sacco empezó a gestar su invento hace tres años pero ahora se puso de lleno a producirlo.

   La iniciativa se transformó en una red solidaria ya que le permitió mantener el taller de arte activo y sumar al ex tenista profesional roldanense y a otros profesores que, con la venta y comisiones, se pueden sostener mientras la actividad se encuentra parada.

   Hace unos días, uno de los frontones fue a parar a manos del Peque Schwartzman. En tanto, Mariano Zabaleta ya encargó el suyo. Anteriormente lo adquirió Federico Coria. También Gustavo Marcaccio, subcapitán de la Copa Davis, está entrenando desde sus casa.

   El frontón tiene dos metros de largo, uno de profundidad y 1,20 de ancho, por lo que es ideal para espacios reducidos. Se lo puede montar en sólo cuatro metros por dos. Consiste en una estructura de caño con una lona de alta resistencia a la que se le pega con la pelota, el sistema la absorbe y la devuelve.

   Permite jugar de forma profesional ya que se le puede pegar 360 veces en diez minutos y se puede usar tanto para entrenar como para mejorar el golpe porque la pelota trabaja a una misma altura. También tiene una salida libre que permite al jugador moverse.

   Schwank que tiene su propia academia de tenis, aseguró que “el frontón está muy bueno y es ideal en esta época de cuarentena ya que los chicos pueden seguir entrenando con la intensidad que deben hacerlo y los profesores le pueden corregir la técnica desde su casa. Además, se puede jugar al ciento por ciento de intensidad de impacto y la pelota siempre vuelve lenta”.

   El frontón puede conseguirse a través de las redes sociales de Winner Tenis, por medio del contacto con Schwank o desde Appoint, una academia de tenis dirigida por Pablo Apud. Su costo promocional es $16.500. También lanzaron una versión doméstica más chica con otras características que cuesta $9.000 y en 10 días saldrá la versión pro, para uso profesional y su valor rondará los 25.000 pesos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario