Emergencia mundial

Argentina apostó a las alianzas para poder acceder a la vacuna contra el Covid-19

De las ocho que en el mundo llegaron a fase 3, tres o cuatro serán probadas en el país. Ello aseguraría la provisión de la que sea autorizada

Viernes 11 de Septiembre de 2020

De las ocho vacunas que en el mundo arrancaron o están condiciones de arrancar la fase 3, la Argentina selló alianza con tres de ellas, lo que le permitirá acceder a las dosis —si alguna resulta aprobada— a precios y plazos más convenientes. Una de las que están en desarrollo es la de Oxford/AstraZeneca cuyos ensayos fueron pausados “tras la aparición de una enfermedad aún no explicada” en un voluntario en el Reino Unido. Las otras dos son la de los laboratorios Pfizer/BioNTech y la vacuna china de Sinopharm, cuyas pruebas en voluntarios de Capital Federal arrancarán en breve.

   Hay un cuarto fabricante que espera la autorización de la Anmat (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) para empezar las pruebas en nuestro país. Se trata de la fabricada por las farmacéuticas Janssen/Johnson & Johnson.

   Mientras el mundo superó ayer los 28 millones de casos y las 910 mil muertes por coronavirus, América Latina se convirtió en el epicentro de la pandemia. Nuestro país, al contar con grandes centros urbanos —como la Ciudad de Buenos Aires— con alta circulación del virus SARS-CoV-2, se erigió en candidato para efectuar los estudios en humanos. Suma una ventaja con relación a otras naciones latinoamericanas y es que cuenta con capacidad tecnológica e investigadores reconocidos. Ello fue tenido en cuenta claramente por Oxford/AstraZeneca, que entre otros laboratorios de la región eligió para desarrollar su vacuna la planta de mAbxience/Grupo Insud (del empresario Hugo Sigman) en el partido de Escobar.

   Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en la actualidad hay más de 150 vacunas candidatas en diferentes fases de investigación de las cuales 33 están en la etapa de ensayos clínicos en humanos. Entre estas últimas, ocho ya arrancaron o están condiciones de arrancar con la fase 3 y una novena se encuentra en la etapa de reclutamientos de voluntarios. Cabe aclarar que esta fase es la última, en la que se prueba la seguridad y eficacia de la inmunización en miles de voluntarios sanos, en diferentes centros, con estudios randomizados doble ciego (en el que un grupo recibe al antígeno y otro, placebo).

   Esta semana las noticias más alentadoras provinieron de la vacuna del laboratorio estatal chino Sinopharm Group. El fabricante difundió que las pruebas en miles de voluntarios están demostrando su efectividad y que comenzó el envío de miles de dosis a México y nuestro país. La Fundación Huésped conducirá en Buenos Aires los ensayos para la fase 3, que contarán a su vez con el patrocinio del Laboratorio Elea Phoenix. Lo particular de esta candidata es que es una “vacuna inactivada”, es decir, “de una metodología o plataforma más parecidas a las vacunas que ya están en el calendario”. El ensayo contemplará a 3.000 voluntarios argentinos mayores de 18 años y se espera que dure 12 meses. Esta vacuna está siendo probada en Emiratos Arabes Unidos, Bahréin, Perú, Marruecos, Pakistán, Serbia y Jordania.

   En cuando a la vacuna de Pfizer/ BioNTech, los ensayos clínicos ya se están desarrollando en el Hospital Militar “Cosme Argerich”. Esta candidata se basa en la tecnología de ARN mensajero, que utiliza una parte del código genético del virus para que las células generen anticuerpos. Hoy se estudia un esquema de dos dosis y esperan testearla en 30.000 voluntarios, también en Brasil y en otros puntos de Europa. El costo estimado es de unos 20 dólares por cada aplicación.

  Con relación al antídoto de Janssen/Johnson & Johnson, cuyo protocolo espera la aprobación de la Anmat, la Fundación Huésped también tiene planificado participar de los ensayos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario