Pandemia

Apuntan que la ivermectina arrojó datos "interesantes", pero que el dióxido de cloro "es un veneno"

Así lo señaló el infectólogo Waldo Belloso respecto a los dos componentes que circulan como posibles tratamientos para combatir el coronavirus.

Domingo 17 de Enero de 2021

El infectólogo Waldo Belloso, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología, despejó las dudas acerca del uso de la ivermectina y el dióxido de cloro para tratar a pacientes que padecen coronavirus. En el caso del antiparasitario destacó que arrojó datos interesantes, pero en el caso del polémico compuesto químico, cuya ingesta provocó varias muertes, aseguró que "es un veneno". También habló de la cepa británica y recomendó extremar los cuidados mientras continúa la campaña de vacunación.

Bajo el nombre de "suplemento mineral milagroso", el dióxido de cloro fue promovido de manera extraoficial (por fuera de la Anmat) como una panacea para tratar enfermedades tales como las alergias, el cáncer, alzheimer y problemas de peso. Sin embargo, este compuesto químico, denominado "clorito" a la hora de utilizarlo para potabilizar el agua, ya provocó la muerte de un nene de 5 años en Neuquén y generó un revuelo mediático luego de que un juez autorizara el tratamiento con esa sustancia a un paciente en el sanatorio Otamendi, que luego falleció.

No sucede lo mismo con la Ivermectina, que es conocida por su uso veterinario como antiparasitario y se vende en las farmacias bajo receta. "La ivermectina es una antiparasitario que ya se conocía y que en estudios preliminares mostró algunos datos interesantes en reducción de la carga viral, pero todavía no alcanza como para poder hacer una recomendación formal de su uso", comentó Belloso para agregar que ese medicamento "podría ser de utilidad, pero estamos terminando de completar los estudios a la hora de saber si sirve o no y, en todo caso, para qué fase del tratamiento".

Leer más: Ivermectina: ¿el fármaco salvador contra el covid o una esperanza sin fundamento?

En cambio, fue categórico a la hora de hablar del dióxido de cloro como remedio eficaz para tratar casos de coronavirus. "El dióxido de cloro es algo totalmente distinto, es un veneno y tampoco tiene indicación como medicamento en nuestro país ni en ningún otro país del mundo; no está aprobado por la autoridad regulatoria y debería descartarlo por completo para su uso y recomendación", sentenció en Radio 2.

Cepa británica

Entre otras cosas, el profesional también habló de la cepa británica, que ya ingresó al país aunque por el momento no habría que hablar de una circulación masiva de esta variante. "Las mutaciones son aleatorias, puede haber ventajas y desventajas, lo que sucede es que por selección natural los virus que tienen desventajas terminan despareciendo y terminan prevaleciendo los que tienen ventajas por el resto", explicó respecto a las condiciones de mutabilidad que posee todo virus.

En ese sentido, explicó que "dentro de estas mutaciones se empiezan a establecer porque tienen ventajas respecto al virus prevalente (la variante británica), lo cual no es sorprendente que aparezcan en Argentina. Por eso tenemos que extremar los cuidados más que nunca, tanto con la vacunación y el resto de las medidas de prevención".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS