Ovación

Todo tiene que ver con todo

Siempre se dice que todo tiene que ver con todo. Y ante un resultado adverso como el de ayer esa sentencia toma fuerza. Una vez más

Domingo 15 de Octubre de 2017

Siempre se dice que todo tiene que ver con todo. Y ante un resultado adverso como el de ayer esa sentencia toma fuerza. Una vez más. Lo que pasa en la casa, en Newell's, repercute en todos los ámbitos. Más allá de que se intente separar las cosas. La crisis que no se apaga en lo institucional, sumado a actos bochornosos que se aparecensuman —como la asamblea del miércoles—, en cierta manera lleva a incidir. "Hay que estar unidos", reclamó Brian Sarmiento en la semana. "Hay que enfocarse en lo deportivo y tener tranquilidad emocional", sugirió Juan Manuel Llop. Frases que indican que más allá de intentar dejar de lado la vida política, el andar esquivo que viene transitando Newell's hace un largo tiempo lo conduce hacia la nada misma. Porque no encuentra los resultados, que en definitiva son los que sirven para calmar un estado de ánimo y apaciguar cualquier crítica intensa. Por supuesto que no es toda la solución, sólo la disimula. Pero este Newell's no puede lograr ni siquiera eso y acrecienta los cuestionamientos internos y externos. Todo tiene que ver con todo. El ahogo económico que sufre el club no le permite respirar. El equipo se armó para participar y no para buscar el protagonismo. Sumar la mayor cantidad de puntos con el fin de padecer a futuro. El club invirtió poco, pero en el rearmado lo está pagando caro. Los resultados mandan, el rojinegro no los consigue y los cuestionamientos se profundizan. "Tenemos que involucrarnos en lo deportivo, lo institucional es responsabilidad de los directivos", disparó el Chocho ayer tras la nueva caída leprosa. Y está en lo cierto. La cuestión es que no logra sobresalir en lo deportivo y los resultados están a la vista. Y en lo que refiere al andar de la entidad la realidad es cruda y lo más triste es que aún podría estar peor. Todo dependerá de lo que pueda dictaminar el juez Fabián Bellizia a futuro. Porque la amenaza de intervención sigue rondando el Parque desde hace varias semanas. Las heridas que dejó la asamblea continúan abiertas desde lo político. La derrota de la Lepra en Liniers no hizo otra cosa que dejarlas en ese estado. O abrirlas un poco más. La realidad deja en claro, una vez más, que todo tiene que ver con todo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS