Ovación

“Siempre quise pelear afuera”

La Bonita Bermúdez combatirá finalmente en el exterior. La campeona mundial   expondrá el título en Japón ante la local Takano el miércoles 11 de noviembre.

Miércoles 04 de Noviembre de 2015

De Villa Gobernador Gálvez a Tokio. Un sueño que después de idas y vueltas se convertirá en realidad para Daniela Bermúdez. “Siempre quise pelear afuera para experimentar qué se siente”, manifestó la boxeadora, que ya se encuentra en Japón para la segunda defensa del cinturón mundial supermosca de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). De esta manera se terminó la espera de una pelea en el exterior que tanto ansiaba y que se frustró hace dos años. El miércoles 11 de noviembre, en el ring del Korakuen Hall, la Bonita Bermúdez se encontrará con la local Tomomi Takano y todo el público en contra. “Sé que voy a ser visitante, pero no pienso en eso. Voy a ir a ganar”, manifestó.
  La compañía de la Bonita en Japón se reduce a papá Lindolfo Tito Bermúdez, su entrenador de toda la vida, y su novio. Luego se sumará el promotor de la pelea, Osvaldo Rivero. Durante estos días, la campeona intenta recuperarse de un viaje extenuante que demandó tres días y acostumbrarse al cambio horario, a las 12 horas de diferencia entre Japón y la Argentina.
  A Bermúdez nada la intimida. Confía en sí misma, en el entrenamiento diario que realizó y en su condición de dueña del cinturón. “Ser campeona me da más fuerza para defender el título allá. Ojalá que con el trabajo que hice todo salga bien”, dijo.
  “Trabajo” es una palabra que repitió una y otra vez. No es caprichoso que la pronuncie, según Tito Bermúdez. “Ella ama el gimnasio, por eso es campeona del mundo”, sostuvo el entrenador, antes de contar que durante un mes la Bonita madrugó para entrenar (ver aparte).
  Ya no hay vuelta atrás y a los 26 años tendrá la chance de presentarse por primera vez afuera del país, después de que se cancelara esa posibilidad en julio de 2014, en una pelea pactada contra otra japonesa, Naoko Yamaguchi, justamente en el mismo escenario que le tocará ahora: Korakuen Hall. “Siempre quise pelear afuera para experimentar qué se siente. Voy con todas las ganas y ojalá traiga el triunfo. Estoy muy contenta y muy bien preparada”, declaró la campeona.
  “Sé que voy a ser visitante, que es otro mundo, todo distinto, el horario diferente, pero no pienso en todo eso. Voy a pensar en toda la gente que me va a apoyar desde la Argentina. Por ellos también quiero hacer las cosas bien”, agregó Bermúdez, campeona desde 2014 cuando venció a la peruana Linda Lecca y que retuvo este año la corona ante la rafaelina Vanesa Taborda.
  La Bonita contó que estuvo “mirando videos” de Takano y sabe que “es alta y tiene brazos largos”, por lo que estuvo “trabajando” en la distancia.
  La campeona tiene mayor experiencia, con 17 victorias (5 por nocaut), 3 derrotas y 2 empates, en tanto Takano, campeona de la Federación Oriental y del Pacífico, de 26 años y que nunca salió de Japón, cuenta con 8 triunfos (5 nocauts) y una caída.
  “Voy a hacer el trabajo que hago en el gimnasio. Voy a ganar”, dijo con tono monocorde pero firme.

Práctica de madrugada

Debido a la diferencia horaria con Japón, de 12 horas, se presume que la Bonita combatirá a las 7 de la Argentina. Para irse acostumbrando a esa hora, antes de viajar a Japón se estuvo levantó de madrugada para entrenar, contó Tito Bermúdez.
“Hicimos las cosas como se deben. Desde hace un mes la levanté a las cuatro de la mañana para adaptarse. Ella está bien preparada”, dijo Tito.
Si bien no dio cifras sobre la bolsa, aseguró que “no es mucho y que “lo más interesante será mostrarse afuera como campeona y venir con el triunfo”.
“Las mujeres se pegan igual que los hombres y tendrían que ganar un poco más”, planteó sobre los premios que se reparten en el boxeo femenino y masculino. Y argumento: “Para una mujer levantarse a las 4 e ir al gimnasio tampoco es fácil”.

La primera defensa de Cuenca

El invicto chaqueño César René Cuenca arriesgará esta mañana en Kazan (Rusia) el título superligero de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) ante el también imbatido local Eduard Troyanovsky. La velada se desarrollará en el Basket-Hall, con transmisión de la señal de cable TyC Sports, a las 10.30.
En el pesaje oficial de ayer, ambos no tuvieron inconvenientes en dar la categoría superligero, cuyo límite es 63,503 kilos. Cuenca
(48-0, 2  nocauts y 1 sin decisión) pesó 63,200 kilos, mientras que Troyanovsky (22-0, 6 nocauts) dio 50 gramos menos (63,150 kilos).
El Distinto Cuenca pondrá en juego por primera vez el cinturón que obtuvo en Macao (China), el 18 de julio pasado, al vencer en  decisión unánime al local Ik Yang.
En esta oportunidad, Cuenca tendrá un difícil compromiso ante un rival que tendrá ante todo el apoyo de su público, que ejercerá una importante presión que el estilista argentino deberá superar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS