Central

Palabras más, palabras menos

Central vivió una semana difícil por declaraciones de Ruben, que terminó con un comunicado conjunto intentando calmar las aguas.

Domingo 12 de Agosto de 2018

Nadie en Central esperaba una convulsión tal a pocos días del inicio de la Superliga. Pero fue lo que sucedió. Marco Ruben pateó el tablero, rompió esquemas y alteró los ánimos a partir de una conferencia de prensa en la que se despachó con gusto contra la comisión directiva, más allá de que hoy la cosa se vive con mucha más calma y naturalidad después de lo que fue la inmediata reunión entre los dirigentes y el jugador para intentar bajarle los decibeles al tema y que terminó con un comunicado que firmaron no sólo los directivos sino también el futbolista. Por estos días parece no haber algún tipo de inconvenientes en la convivencia entre las partes, pero de lo que nadie puede apartarse es de la idea de que se trató de algo atípico, pero sobre todo impactante.

Ese martes Ruben entrenó como siempre y fue él quien decidió ir a la sala de conferencias (la prensa había apuntado a Zampedri porque desde el club se informó que el capitán iba a hablar recién el jueves), en principio para explicar sus sensaciones sobre la fallida transferencia a Santos. Lo que nadie imaginaba era lo que tenía preparado. Es que se trató de una extensa alocución en la que tiró con munición gruesa contra los dirigentes, a los que acusó de "armar una red de mentiras", de "tirarme la gente de Central en contra". En esos dos puntos, y muchos otros más, basó su fundamento sobre por qué no estaba dispuesto a renovar la renovación de su contrato.

Para los dirigentes fue un baldazo de agua fría. De allí el rápido análisis de la situación y la convocatoria al capitán a una reunión en horas de la tarde en un hotel céntrico de la ciudad. ¿Resultado? Horas de charla para intentar enfriar la situación y de esa forma sacarle algo de dramatismo a un tema que se había instalado en el mundo futbolero con muchísima fuerza.

Fue así que en las últimas horas del día apareció un comunicado que sin demasiada claridad intentó sepultar el tema. El texto, que fue firmado por la comisión directiva y Ruben, habló de declaraciones "inoportunas" e "impropias" y de "inexactitud" de las mismas en cuestiones referidas al contrato.

Después de eso se especuló con que Ruben iba a hablar nuevamente, pero fue el propio delantero quien confirmó que lo hará la próxima semana o la otra. En principio para disculparse de cosas que tuvo que guardarse y no hacer públicas.

Lo cierto es que hoy Ruben estará en cancha, seguramente con la cinta de capitán, después de lo que fue una semana en la que crujieron la buena relación y la convivencia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario