Ovación

Newell's-Chacarita, el duelo por la Copa Argentina que arde en los escritorios

El partido de la Copa Argentina entre leprosos y funebreros es el que nadie quiere organizar. Por ahora se juega en la cancha de Banfield el martes 19 de mayo pero sin público.

Jueves 07 de Mayo de 2015

Newell’s jugará —al menos hasta el momento— con Chacarita por la Copa Argentina el martes 19, en Buenos Aires, más precisamente en la cancha de Banfield. Una determinación que generó muchas discusiones, no sólo por el lugar elegido sino porque también se disputará a puertas cerradas. Y no es porque alguno de los dos clubes tenga alguna sanción. Aunque, para levantar más confusión sobre el tema, ayer hubo una reunión en Jefatura _se diagramó el operativo del sábado ante San Lorenzo_ y se tiró sobre la mesa la chance de que se dispute en Junín, algo que luego fue desestimado por las autoridades policiales e incluso los organizadores del torneo, que insistieron (a través del deparatmento de prensa) en que “hasta el momento está estipulado que se juegue en Banfield. La AFA es la que debe ratificarlo en los próximos días. Y después Fútbol para Todos debe definir si será televisado o no”.

Muchas idas y vueltas hubo en el medio antes de que se tomara una decisión. Y con opiniones diversas. Cuentan los encargados policiales que querían que “se disputara en Santa Fe, caso contrario iba a quedar una opinión que hoy está instalada: que no se puede jugar un cotejo en la provincia”. Y es por eso que algunos sostienen que la Agencia de Prevención de la Violencia en el Fútbol (Aprevide) “es la que definió el lugar y nos ató de pies y manos”. En tanto, desde la Secretaría de Seguridad, a cargo de Pablo Farías, nadie se expresó al respecto a pesar de las requisitorias.

¿Por qué no se juega en Rafaela o Santa Fe como se hablaba? “En la provincia no quieren un episodio de violencia, más aún teniendo en cuenta que próximamente habrá elecciones”, confió una voz que siguió paso a paso todas las negociaciones que se llevaron a cabo.

El alerta estaba presente por varias cuestiones. Que se produjeran incidentes entre barras del funebrero, con los que no hay una buena relación. Entonces, ante esta situación “lo mejor es que se juegue lo más lejos posible”, contó una fuente cercana a las negociaciones. Como si fuera poco, también está la interna que existe en Ñuls y que mantiene en vilo a las autoridades policiales, que cada vez que juega la Lepra de local debe desplegar un operativo intenso con el fin de evitar incidentes. A todo esto también se le suma que al cotejo “pudieran ir algunos simpatizantes de Central a apoyar a los de Chacarita”. Más allá de todo esto, en el Parque cuentan que insistieron para que se jugara con público “porque la gente quiere acompañar al equipo”. Además, consideran que “el funebrero sale beneficiado al no tener que viajar”.

Nadie se atreve tampoco a afrontar con palabras una situación que a esta altura se tornó vergonzosa. Que se juega en un lugar, después en otro y luego en otro. Continuos cambios que desnudan una realidad compleja en la que algunos parecerían no querer correr riesgos o involucrarse con el tema barras o violencia. Algo que siempre despierta críticas, muchas de ellas intensas, y que hasta el momento nadie pudo ponerle un freno.

Es cierto que en nuestro fútbol hay incongruencias, porque en los torneos no se acepta público visitante y en esta Copa Argentina sí. Rarezas que entrega lo que sucede en el fútbol criollo.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS