Ovacion

Messi, el nuevo Dios eterno de la selección

Domingo 11 de Julio de 2021

Lionel Messi entró en la mitología de los dioses eternos con la consagración ante Brasil en el Maracaná. No habrá manera de olvidar este capítulo de fábula que escribió Leo con la camiseta de la selección argentina. Este título de campeón de la Copa América quedará atado al recuerdo perpetuo. Difícilmente se logre otra epopeya semejante en ese escenario mítico. Es que con la emboquillada de Angelito Di María se sepultó una fecha simbólica. Porque Brasil nunca más había perdido un partido oficial en el Maracaná desde aquel Maracanazo del 50 ante Uruguay. Tuvo que llegar Messi para arroparse con el mismo traje de Ghiggia y Schiaffino, aquellos héroes de la gesta charrúa. El capitán argentino, herido en lo más profundo de su orgullo competitivo pero siempre dispuesto a espantar los peores demonios con los que llegaba a la final de esta copa, logró salvar esos 15 años de frustraciones deportivas que llevaba en la selección argentina. En la cancha en la que conoció el mayor tormento de su carrera cuando perdió aquella final contra Alemania en 2014, el sábado fue el escenario de su mayor redención. Por eso todo lo pudo el título de la Copa América para Messi. Su carrera no será más planetaria por esta conquista. Tampoco necesitaba esta consagración para seguir estropeando récords. Pero ya nada será igual para Leo. Ahora podrá irse tranquilo de la selección, obviamente cuando él lo decida, porque se vengó de ese pasado de demonios que tantas veces lo domesticó. Messi, el nuevo Dios eterno de la selección.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario