Central

Los titulares de Central se quedaron sin nafta ante Arsenal

Fueron de mayor a menor en el empate en uno disputado ayer en el Gigante de Arroyito.

Domingo 21 de Julio de 2019

Mostró durante un lapso las garras y sed de ambición. Luego se apichonó. Central fue absorbido ayer por el atrevimiento y desparpajo de Arsenal. No pudo mantenerse en pie a lo largo de los 80 minutos que duró el último ensayo informal de la pretemporada y que terminó 1 a 1 en el Gigante. La resultante marca que los canallas siguen aún en la firme búsqueda de lo que realmente necesita: ser sólidos y sincronizados. Sobre todo para empezar con el pie derecho la Superliga.

   Fue una especie de pirámide invertida. La estructura no sucumbió porque los del Viaducto pecaron de inocentes en varios pasajes. Por tratarse de un equipo que viene de ascender y está tratando de readaptarse a la primera división, lo cierto es que hizo un buen trabajo. Sobre todo porque tiene otra configuración y exigencia a nivel institucional con respecto al auriazul, por ejemplo.

   Diego Cocca habrá quedado conforme por lo que vio en los primeros 40 minutos. La defensa tuvo poca acción. Pero cuando tuvo en el radar a los delanteros rivales se acopló y fue una barrera de la mano de un firme Matías Caruzzo.

   El mediocampo hizo un trabajo prolijo. Fabián Rinaudo estuvo bien en la contención. Leonardo Gil mostró mucha movilidad. Jugó el primer acto como para ser vendido ya. Incluso abrió la cuenta a los dos minutos tras capturar un rebote en el borde del área grande y sacar el latigazo que castigó al arquero Gagliardo.

   Pero en el segundo período el Colo perdió la brújula. Desapareció del mapa futbolístico cuando Cocca mandó a la cancha al juvenil Joaquín Pereyra en lugar de Diego Zabala, quien también fue de mayor a menor. El colorado quedó flotando delante del doble cinco. A eso hubo que sumarle que ya era imposible decodificar a lo que intentaba jugar el canalla.

   Arsenal fue a la inversa. Arrancó torcido y terminó dejando una grata imagen, más allá de que empató a los 26 minutos del primer capítulo mediante una acción de Nicolás Giménez. En realidad, llegó a la igualdad en complicidad con el arquero canalla Ledesma.

   Central tuvo algunas jugadas de alto riego. Casi todas protagonizadas por Zabala, quien lentamente va entrando en ritmo desde lo físico y sumado después del resto a la pretemporada. El ex Unión ahora juega por izquierda, donde debe terminar de adaptarse porque se percibe que le aún le cuesta moverse por ese sector.

   Otro que anduvo bastante bien pese a la intermitencia fue Ciro Rius. El ex Defensa y Justicia está desenvolviéndose por derecha y también debe terminar de definir su juego. Sin embargo, es una buena opción en ofensiva.

   En tanto, lo de Maximiliano Lovera y Claudio Riaño fue muy opaco. El formoseño apenas asomó con un tiro libre, mientras que el rubio delantero tuvo dos chances en toda la jornada. Corrió, pero fue como una especie de llanero solitario ante un Arsenal que expuso las falencias que aún tiene Central.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario