Newell's

Los buenos resultados le cambiaron la cara al equipo de Newell's

El plantel que dirige Frank Kudelka, en base de resultados e ingreso de divisas, logró modificar el estado de situación que transitó

Viernes 11 de Octubre de 2019

La realidad de Newell's mutó y de la mejor manera a lo que padecía hace apenas un año (o pocos meses). El sufrimiento por los magros resultados y la endeblez económica se fueron modificando por resultados deportivos y una mejoría en la tesorería. De las derrotas de la mano de Omar De Felippe a los triunfos con Frank Kudelka. Y de los saldos en rojo en la cuenta bancaria a una acomodada y sin sobresaltos. Los paros, reclamos e incertidumbre se modificaron precisamente con un ordenamiento en el fútbol que decantó en dinero líquido que permitió salir del ahogo financiero. A tal punto que hizo olvidar el tan famoso fideicomiso del que se habló durante más de tres meses y que en la actualidad pasó al olvido.

Es cierto que durante varios años y en distintas gestiones Newell's estuvo en boca de todos por los desaciertos en las decisiones que se tomaron y que condujeron a magras campañas. Las peleas internas entre dirigentes motivaron a que varios se bajaran del barco y la comisión directiva quedó endeble. Pero el arribo de Kudelka, el acierto en los nombres apuntados para reforzar al equipo y el ingreso de dinero por ventas (Lisandro Martínez y Enzo Barrenechea) sacaron a flote a la entidad. El club encaminó su rumbo y ahora transita el camino hacia la salvación y permanencia.

Hubo errores reconocidos una y otra vez por los dirigentes. Y ese fue un punto de partida hacia la tranquilidad que hoy transita. Por supuesto que aún falta un largo trecho por recorrer y el fútbol son estados de ánimos, sobre todo originados por los resultados. Hoy hay sonrisas y tranquilidad que transmite precisamente el entrenador y que contagió a los que toman determinaciones. En esta ocasión, por ejemplo, le hicieron caso al DT y llegaron todos los que eligió. Y no los apuntados por directivos como en otras ocasiones y que en su gran mayoría fracasaron. Y esos errores se pagaron caro.

Newell's mejoró su cara en todos los sentidos y eso se nota. Y todo se inició con aceptar las fallas cometidas, algo difícil de realizar. Pero el momento era —y sigue siendo— de urgencia para asomar la cabeza y modificar una realidad crítica. Barajar y dar de nuevo fue la determinación para transitar un momento muy diferente al de hace apenas un año. O dos, con asambleas cargadas de violencia. Hoy la cara es diferente, de cierta paz. Esa misma que transmite el DT.

Newell's no se sacó todos los problemas de encima ni mucho menos. Todavía le queda un largo trecho por recorrer y ventas por concretar para saldar las deudas, y así pensar en las remodelaciones planeadas. Sí es cierto que acomodó los números y la cuestión futbolística, cosas de suma importancia para no tener que remontar sacudones que generen mayores preocupaciones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario