Newell's

La lógica o el riesgo es el dilema para Frank Kudelka

Ante la ausencia de Cacciabue, la opción de Kudelka para el partido con Banfield es seguir con Lucas Villarruel, un volante de marca, o inclinarse por uno de características ofensivas como Aníbal Moreno, con escaso roce.

Martes 01 de Octubre de 2019

La baja de Jerónimo Cacciabue por una lesión, que por el momento no se conoce la gravedad, es un problema para Newell’s. El mediocampista estaba en su mejor momento y era importante para el funcionamiento del equipo, por dinámica, quite y despliegue. Lucas Villarruel, un cinco clásico, lo reemplazó en la Bombonera. Frank Kudelka está ahora ante la opción de dejarlo entre los once para la visita de Banfield el viernes en el Coloso. O introducir un cambio osado, metiendo a Aníbal Moreno, un mediocampista de características ofensivas que cuenta con pocos minutos en primera. Ante Boca, el DT tenía a los dos en el banco y prefirió a Villarruel.

No son pocos los inconvenientes que sufre Newell’s en estas semanas con las lesiones. Primero se quedó sin Mauro Formica, ausente en los dos últimos partidos y que recién transita la cuarta de las seis semanas de recuperación que informó el club, por el esguince de rodilla derecha con lesión del ligamento lateral interno. Es un creativo “irreemplazable”, según señaló del entrenador. Ahora se le agregó Cacciabue, valioso en el juego colectivo y en la presión alta que ejerce el equipo y cuyas actuaciones le valieron ser citado al seleccionado argentino Sub 23 que irá de gira por suelo azteca para dos amistosos contra México.

Esta convocatoria de Cacciabue para los encuentros programados para el 12 y el 15 de octubre hoy está en duda por su estado de salud. A Newell’s le preocupa saber lo que tiene. Por los síntomas de dolor que tuvo desde el mismo momento en que se lesionó, y por lo inflamada que se encuentra la zona donde sintió el dolor en la pierna izquierda, es posible que se pierda algunos partidos.

Un desgarro, por ejemplo, requiere de entre 3 o 4 semanas de evolución. Hoy es una certeza que Cacciabue faltará contra Banfield este viernes por la 9ª fecha. Y es dudoso que se encuentre en condiciones de volver en la visita de Newell’s a Patronato el sábado 19 de octubre por la 10ª. Pero las precisiones recién serán posibles con los resultados de los estudios médicos.

El sábado, Cacciabue fue a presionar cerca del área de Boca, quedó en el piso y fue retirado en el carrito de emergencia. El partido estaba 0 a 0 y Kudelka dispuso que lo reemplace Villarruel, un mediocampista defensivo. El recién ingresado se repartió la cancha para la obstrucción con Julián Fernández, que se soltó un poco más, como sucedió en el gol del empate, subiendo por derecha y sacando el centro para el cabezazo de Cristian Insaurralde.

No extrañó esa variante. Estuvo dentro de la lógica. Villarruel, que ingresó desde el banco en la mayoría de los partidos de la Superliga, sabe lo que es complementarse con Fernández. Lo hicieron varias veces cuando compartieron el plantel en Olimpo de Bahía Blanca. Newell’s mantuvo el orden en el medio con esa modificación obligada. Pero perdió el manejo de pelota. Más allá de que sintió la ausencia de Cacciabue, se resintió porque Villarruel no entró para cumplir esa función y Fernández no es un virtuoso en el traslado, si bien durante su carrera jugó de mediocampista interior o mixto.

Moreno vio todo eso desde el banco rojinegro. Por cualidades, entre ellas por recorrido, era el que más se acercaba a las condiciones de Cacciabue, sin tanto rigor táctico ni quite aunque con más control, habilidad y remates. Kudelka consideró que frente a Boca no era adecuado meter a un juvenil al que apenas lo hizo jugar los últimos tres minutos en el triunfo sobre Aldosivi (2-0), en la última presentación de la lepra en el Coloso.

En el banco y sin prisa

No es que Kudelka no lo considere a Moreno. Lo llevó al banco en los tres últimos partidos. Empezó a tenerlo en cuenta una vez que volvió de jugar con el seleccionado argentino Sub 23 y cuando se fue metiendo de lleno nuevamente en el mundo de Newell’s. Pero la postura del técnico fue llevarlo de a poco. Así fue que lo hizo ingresar solamente en un partido, a los 87’ contra Aldosivi.

Con Moreno hay expectativas del hincha, principalmente por algunas cosas que se le vieron con la selección argentina en el

Sudamericano Sub 20 y con el Sub 23 en los Juegos Panamericanos de Lima. Pero Kudelka no se apresura. Anda con paso seguro. Así determinó el sábado que Villarruel sea el sustituto de Cacciabue. Y si lo mantiene para el enfrentamiento con Banfield será una determinación sin grandes cuestionamientos en la previa, amparado en el rendimiento que alcanzó el equipo bajo su conducción.

Braian Rivero es otro volante que Kudelka tiene a mano para cumplir la tarea de Cacciabue. Al fin y al cabo fue titular durante gran parte de la temporada pasada. Pero en esta Superliga perdió terreno. Ni siquiera fue al banco. Juega en la reserva, tratando de mejorar. Por lo que cuentan allegados al jugador, no decayó anímicamente pese a que se encuentra postergado. Su interés pasa por jugar, aunque sea en la reserva.

Una modificación para el viernes que implicaría asumir riesgos en todo sentido es la inclusión de Moreno. Sería darle la responsabilidad a un futbolista que casi no cuenta con experiencia. Y así optaría por un volante mucho más preocupado por atacar que por defender. “Si la chance llega, quiero estar lo mejor preparado posible”, le manifestó con tranquilidad el catamarqueño a Ovación en agosto pasado.

La presencia de Moreno desde el comienzo se trataría de una modificación audaz. Kudelka es el responsable de formar el equipo y de analizar si tiene sentido una modificación osada como esa.

Los estudios pasaron para hoy

Los estudios médicos a Jerónimo Cacciabue que estaban previstos para ayer, fueron pospuestos para esta tarde. El futbolista tenía el músculo muy inflamado y por esa razón no se los pudieron hacer. Más allá del momento que le toca atravesar, el jugador trata de pasarlo lo más tranquilo posible, y con optimismo. El gesto de Cacciabue ni bien quedó tendido en la cancha de Boca fue el elocuente de un desgarro, si bien todavía no está confirmada la lesión. Se tomó la parte posterior del muslo izquierdo con la mano izquierda, mientras que con la derecha golpeaba el piso por el dolor y la bronca. El mediocampista no pudo hacerse ayer los estudios. Serán esta tarde y una vez conocido el resultado se sabrá lo que tiene y los plazos y tareas a realizar para la recuperación.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS