Copa América Brasil 2019

La ilusión es una carrera de obstáculos

Argentina enfrenta los cuartos de final de la Copa América en uno de sus momentos más endebles a nivel futbolístico, pero con el mismo sueño de siempre: el título tan esquivo.

Viernes 28 de Junio de 2019

¿Se dará en esta, cuando los indicadores son mucho peores que en años anteriores? La ilusión es lo último que se pierde y, a diferencia de las últimas competencias para Argentina, esta Copa América 2019 en Brasil la arrancó en serio bien de atrás y la clasificación fue consecuente con un sufrimiento acorde. La mochila de no poder ganar un título desde hace 26 años está y también la lleva esta renovada selección de Lionel Scaloni, más porque su capitán, referente y mejor jugador que la viene soportando más que nadie, Lionel Messi, es el mismo. Pero a diferencia de las tres finales perdidas y de la prematura eliminación en Rusia, esta vez se arrancó desde un piso más bajo y acaso sea el envión que se necesita para llegar a la gloria. Hoy será el primero de esos escalones, ante una ascendente Venezuela pero que asoma como un escollo posible a sortear en esta ilusión forjada esta vez como una carrera de obstáculos.

Nadie se engaña en que tiene lógica lo que ocurrió con Argentina en la fase de grupos. Fue la primera prueba en serio de este ciclo conducido por un inexperto como Scaloni, que hasta parece ser un símbolo de la renovación necesaria hasta en el rubro entrenador. Le costaron mucho los partidos con Colombia y Paraguay, y no le sobró nada para ganarle a Qatar y pasar de ronda con la calculadora en la mano. Casi lo mismo que en el Mundial de Rusia. Sólo que aquella era la última chance de toda una generación y ahora es la primera de una nueva, claro que con Messi sobre todo, Agüero o Di María como ligazón infranqueable con todo lo anterior.

Y todo proceso nuevo difícilmente arranque a toda máquina. Por eso la expectativa es que desde esta tarde, en el Maracaná, el salto de calidad finalmente ocurra, como la pérdida de ese lastre injusto con que fueron marcados Messi y compañía, luego de perder tres finales seguidas, una en alargue y dos por penales, como si llegar a ellas fuera sencillo y no tenga ningún mérito.

Ese exitismo desmedido fue degradando a toda una camada, de la cual Messi, el mejor del mundo, fue sindicado como el responsable principal, a punto que renunció a la selección, pero volvió enseguida y lo hizo por segunda vez después del último Mundial porque entiende más que nadie que fracaso es no intentarlo una y otra vez.

Casualmente, Messi regresó en un amistoso ante Venezuela y pareció todo un mal augurio, ya que fue victoria clara de la vinotinto. Hoy se verán las caras de nuevo, pero en una instancia decisiva que tal vez sirva para que el sueño vuelva a tomar alas y con él más decisivo que en la primera fase, donde brilló poco, pero se esforzó mucho.

Mientras Menotti y Ruggeri, dos campeones del mundo, dan vergüenza “matándose” por los medios, como otro símbolo más de lo que se debe dejar atrás, esta Argentina aunque parezca increíble viene por otros carriles. Acaso puedan llevarla a un final feliz.

Ante el Tata

El 10 de septiembre, en San Antonio (EEUU), Argentina tendrá su primer amistoso pos Copa América ante México, dirigida desde enero por Gerardo Martino.

Si pasa a semis, hay clásico

Lo primero es lo primero. Argentina ya mostró que no puede relajarse y por eso Venezuela será un rival durísimo para llegar a las semifinales. Pero si se cumple el favoritismo, a la selección de Scaloni le espera una mega definición: nada menos que ante Brasil, el local, el clásico sudamericano por excelencia. El duelo que todo el mundo estará esperando.

Si Argentina clasifica hoy será la primera vez que se enfrentan en semifinales de una Copa América. Los últimos enfrentamientos fueron derrotas argentinas en la misma final, en la edición 2007 y en la 2004. Hubo otras dos caídas en cuartos de final, en 1999 y 1995 y la última victoria fue en 1993, también en cuartos y por penales, justo cuando luego la selección de Basile le daría el último título de la mayor hasta hoy.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario