Selección argentina

La Fifa le soltó la mano a Messi

Busca reemplazar la figura de Messi como imagen de la entidad y la sanción que le dieron es una clara muestra

Miércoles 29 de Marzo de 2017

"Se considera culpable al futbolista Lionel Messi por pronunciar palabras injuriosas contra un árbitro asistente. En consecuencia se suspende al jugador por cuatro partidos oficiales y se le impone una multa de 10.000 francos suizos. El primer partido en el que se aplicará la sanción será el próximo encuentro de la competición preliminar de la Copa Mundial de la Fifa Rusia 2018 entre Bolivia y Argentina, que se disputará en el día de hoy (ayer), 28 de marzo de 2017. El resto de la sanción deberá ser cumplida en los siguientes partidos de Argentina en la competición preliminar del Mundial".

El impacto fue tremendo en el mundo futbolero argentino que esperaba desde el lunes a la noche una definición de la Fifa tras sorprenderse con la decisión del ente regente del fútbol mundial de abrirle un expediente al capitán de la selección por insultar deliberada y groseramente a uno de los asistentes en Argentina 1, Chile 0. Todo muy extraño, muy forzado, de apuro y sobre la hora, como acelerando los tiempos para no dejar pasar la oportunidad de marcar la cancha. ¿Por qué la Fifa no actuó antes? ¿Por qué sancionó tan tarde?

La comisión disciplinaria indagó a los cuatro árbitros del partido del jueves pasado y casi no encontró argumentos para sancionar. Sandro Ricci, uno de los asistentes y el cuarto árbitro declararon no haber visto ni escuchado nada, mientras que el asistente fustigado por Messi señaló que no había entendido qué le había dicho. Y ahí se abrió la puerta, aunque la Fifa podría haberla abierto sin necesidad de justificar o justificarse.

"Me cortaron las piernas", la frase que eternizó Diego Maradona tras ser expulsado del Mundial 94 por doping positivo, se recordó mucho ayer. "Messi está golpeado y triste, le cortaron las piernas a él y a la selección argentina", se atrevió a parafrasear al mediodía el secretario de selecciones nacionales Jorge Miadosqui, también vicepresidente de San Martín de San Juan.

Hay muchas similitudes entre un caso y otro aunque también grandes diferencias. Lógicamente no es lo mismo un doping que un insulto ni un Mundial en pleno proceso que una eliminatoria. Pero la ruptura de la Fifa con las dos grandes estrellas de la historia del fútbol argentino es muy parecida. Diego fue utilizado para promocionar un Mundial que no movía el amperímetro y una vez adentro fue traicionado después de que se quejara de los horarios de los partidos y pontificara sobre Fidel Castro y el Che Guevara. Se recuerda que ese Mundial se disputó en Estados Unidos. ¿Cuántas veces se vio a una enfermera sacando a un deportista de la cancha para llevarlo al control antidoping?

Leo no concurrió a la primera gala de la era Infantino a principios de este año (The Best) y el vuelto era cuestión de tiempo. La ausencia de los futbolistas de Barcelona en la premiación el 9 de enero (Messi, Iniesta, Suárez y Piqué) obligó a cambiar el protocolo a último momento porque los cuatro futbolistas de la entidad catalana integraban el equipo ideal de 2016.

"El club privilegia la preparación del partido del miércoles contra Athletic de Bilbao por la Copa del Rey", informó Barcelona la misma mañana de la ceremonia, la más importante de la Fifa cada año y en este caso muy significativa por ser la primera de la gestión Infantino y tras los casos de corrupción que aún sacuden a la casa suiza. Es que ese día, Infantino quería que se notara, y mucho, que era el punto de partida de la refundación de la vapuleada y devaluada Fifa. Y Messi no estuvo.

"Ya no sos mi margarita, ahora te llaman Margot", reza el tango y se aplica al matrimonio definitivamente roto entre Messi y la Fifa. Leo cometió un error bastante infantil y le sirvió en bandeja a la Fifa un menú de opciones que la entidad aprovechó despiadadamente.

Cuatro fechas de suspensión que la AFA apelará, aunque no parezca la mejor opción. Un mensaje directo a las nuevas autoridades de calle Viamonte que asumirán hoy y de paso una especie de anuncio tajante para todo el mundo del fútbol. Si se animan con el mejor del mundo... Leo ya no es la imagen de la Fifa, quizás haya dejado de serlo definitivamente en enero, pero el vínculo ya mostraba síntomas de deterioro desde la asunción de Infantino.

En poco tiempo pasaron muchas cosas. Messi pasó de ser elegido injustamente como la figura de la final del Mundial de Brasil (él mismo desaprobó la elección de la Fifa de Blatter) a la imagen del escarmiento. Aquel niño mimado que supo construir Julio Grondona ahora transita por la vereda de los rebeldes. Y sí, con Grondona no hubiera pasado. Hubiera estado mal, pero no hubiera pasado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS