Ovación

"Hay que tratar de disfrutar estos momentos únicos"

El rosarino Tomás López jugará su primer Mundial con la selección. El DT Velasco le dio la chance y la aprovechó al máximo.

Lunes 10 de Septiembre de 2018

Cinco meses de entrenamiento con la selección mayor y un solo torneo internacional le bastaron a Tomás López para ganarse un lugar en la lista del Mundial de Italia-Bulgaria, que comenzó este domingo pero que verá a Argentina debutar recién el miércoles. Una situación definitivamente atípica para el común de los jugadores. Sin embargo, este rosarino de 24 años que no dejó pasar la oportunidad entiende perfectamente lo que es que las cosas le sucedan a la velocidad de la luz. Si no hace tanto que arrancó a jugar al vóley profesionalmente. Aquello que empezó como un divertimento en la playa se transformó poco a poco en un faro impensado. Es que antes que con la pelota de vóley, Tomy López soñaba con la de fútbol. Se destacaba como volante central y había empezado a dar los primeros pasos en la búsqueda de la configuración de una buena carrera. Sin embargo, cuando el vóley y el fútbol no dieron más posibilidades de maniobrar tuvo que elegir. Fue ahí cuando este fanático de Rosario Central decidió ponerse de este lado de la red. El desvelo de vestir la albiceleste lo tuvo desde siempre, "en el deporte que sea". De jugar un Mundial ni hablar. Y lo concretará en unos días cuando debute con Argentina al mando de Julio Velasco, el DT que le dio una chance. Sobre el anhelo que hará realidad cuando entre a la cancha esta semana, el punta receptor surgido en Sonder le dijo a Ovación: "Es difícil pero hay que tratar de disfrutar de estos momentos que son únicos".

¿Cómo arranca esta historia?

Me enganché en la playa de vacaciones con mi familia, de inquieto nomás, porque me gustaban todos los deportes. Al tiempo, como Sonder quedaba cerca de casa, mi vieja me llevó y empecé ahí. Seguía con el fútbol, como siempre. Arranqué en GER y luego me fui a Morning Star con un amigo. Pero ya en un momento no se podía con todo, el fútbol, el vóley y la escuela, y tuve que elegir. Me costó decidir porque el fútbol es mi pasión. Elegí el vóley. Mi viejo no estaba muy contento aunque me apoyó. Igual, volví al fútbol una vez más, tenía la cabeza medio enquilombada. Y de nuevo a los 16 me decidí por el vóley (risas).

¿Soñabas con ser futbolista profesional?

Sí, siempre mi sueño fue ser un profesional, pero en cualquier deporte. Obvio que al principio quería ser de fútbol. Jugaba de 5, aunque la veía más complicada que en el vóley, donde iban apareciendo algunas oportunidades. Vi acá alguna puerta más abierta y me quedé.

tommy2.jpg

A los 16 te decidiste por el vóley y hoy a los 24 ya estás por jugar un Mundial, ¿las cosas sucedieron rápido?

Sí, la verdad que sí. Mi primera Liga Argentina fue a los 17 con Puerto San Martín, pero no cobraba ningún sueldo, nada. Imaginate...

¿Cómo viviste esos pasos acelerados?

La verdad es que siempre todo fue una apuesta, como irme de mi casa sin tener algo fijo, más que nada sueños y objetivos. Lo que más ruido hizo fue lo de ahora, hace un poco más de un año que me fui a jugar a Libertad de San Jerónimo, fue mi primera liga fuera de casa y me empezó a ir bien.

¿Ahí recién empezaste a vivir del vóley?

Sí, el año pasado. Antes casi nada.

¿Y cómo es tener tu primera convocatoria al seleccionado mayor este año, jugar un torneo internacional (Nations League), unos amistosos y estar en la lista mundialista?

Es raro y difícil mirar para atrás porque hay que pensar en la actualidad y darse cuenta dónde uno está. Es complicado disfrutar y ver el momento porque pasa todo muy rápido. Pero por momentos se logra.

Te dio la oportunidad un DT como Julio Velasco, un emblema del deporte en general, ¿te significa eso algo distinto, cuánto te ayuda?

En esos partidos trataba de tener la cabeza puesta en lo que él me decía, en confiar. Obviamente, por la trascendencia que tiene no sólo en el vóley sigo confiando mucho en él, prestando mucha atención a lo que dice, haciendo lo que me pide y lo que ya sé hacer, porque por algo llegué hasta acá. Julio se basa mucho en la cabeza del jugador, en cómo reacciona en tal o cual situación.

¿En momentos así es mejor la conciencia o la inconsciencia?

Para mí la inconsciencia, el hecho de ser joven, de jugar y vivir como joven, sin preocuparse tanto ni tomar tanta responsabilidad. A ver, no quiero que se malinterprete, pero por ahí ese aire da un plus.

La selección estaba definitivamente en tu cabeza...

Sí, lo hablaba con mi familia siempre. Pero te soy sincero, lo veía lejísimo. Por todo, por el momento deportivo que yo estaba llevando, por la estatura, el físico (mide 1.89 metro, relativamente bajo para su posición, aunque tiene un salto que lo equilibra). Después uno se va dando cuenta de dónde está, de cómo puede llegar, del estilo de vida que hay que llevar, de cómo mantenerlo, de cómo entrenarse.

tommy1.jpg

¿Vos te sorprendiste por haberte ganado un lugar en el Mundial habiendo sido convocado hace unos meses?

Me sorprendió, por como dije, pasó todo muy rápido. Creo que el torneo internacional (la Nations League) y los amistosos estuvieron para ver de qué manera uno reaccionaba con la camiseta y ante selecciones de mayor potencia.

Claro, pero no estuviste en el proceso de cuatro años que en general se supone para un Mundial. Ahí está lo atípico.

Sí, sí, obvio. También creo que me vieron de la Liga Argentina y notaron más el proceso. Pero sí, en cuanto a meses de preparación con la selección y torneos fue así. La Nations League fue mi único torneo internacional y lo aproveché.

¿Para qué crees que está la selección en este Mundial?

Me gustaría llegar al Final 6. No sé si es mi expectativa o mi deseo. Pero por lo menos hay que pasar la primera rueda y después ver. Va a ser un Mundial dificilísimo, con arrastre de puntos, y muy físico.

¿Con qué te quedarías conforme cuando termine?

Ojalá dejemos al país lo más alto posible, vamos a representarlo y a defender los colores de la mejor forma. No sé decir un objetivo numérico, pero lo más alto posible y de la mejor manera. En lo personal, si me toca entrar quiero dar lo mejor, disfrutar, que es difícil pero hay que tratar de hacerlo, hay que tratar de disfrutar de estos momentos que son únicos.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario