Central

Hasta ahora, Central y Newell's son un fiasco en la Superliga

Empezaron de manera muy floja la Superliga. Los canallas aún no ganaron y los rojinegros apenas acumulan un triunfo en seis fechas. Desde el juego tampoco aparecen funcionamientos confiables. Paolo Montero está en la cuerda floja y el Chocho Llop necesita oxigenar su ciclo. Parece que el clásico de la fecha 12ª será el partido de la "salvación"

Lunes 16 de Octubre de 2017

El arranque de la Superliga encuentra a Newell's y Central muy relegados en la tabla de posiciones, sin encontrar un patrón de juego y con jugadores, de uno y otro equipo, que en su mayoría están rindiendo por debajo de su nivel. Además el DT auriazul Paolo Montero ya le puso fecha de vencimiento a su ciclo en caso de no avanzar el lunes próximo en la Copa Argentina ante Godoy Cruz. Mientras que el conductor leproso Juan Manuel Llop tiene más aire, pero también necesita reverdecer rápido su gestión con un par de victorias para no empezar a caminar por la cornisa. Hasta el momento, leprosos y canallas tienen un semestre errático en el torneo argentino, lejos de los puestos de protagonismo que merece la historia rosarina. Algo no se está haciendo bien en el fútbol de la ciudad. Una pena.


info ovacion.jpg
En el club de Arroyito la decepción se acrecienta porque hubo una inversión en el rubro refuerzos que ronda los siete millones de dólares y dentro de la cancha los resultados no aparecen. Está claro que tener sólo tres puntos sobre 18 en juego no exonera a nadie, llámense dirigentes, jugadores y cuerpo técnico. Pero más allá de los puntos obtenidos la realidad es que Central no entrega señales de rebeldía en cuanto al juego y hasta en las últimas dos presentaciones en el Gigante sufrió siete goles en contra, frente a Banfield y Argentinos, adversarios que no están entre los rivales más poderosos del fútbol argentino.

Para colmo, Montero ya no está seguro de seguir al frente del equipo y dijo que tomará una decisión sobre su futuro tras lo que será el partido del lunes ante Godoy Cruz, en Córdoba, por los cuartos de final de la Copa Argentina, en el que es el objetivo prioritario de Central para lo que resta del 2017. El Canalla tiene en este torneo federal la única luz en el horizonte a la que aferrarse en el futuro cercano. Si se quiere, lo más positivo en Arroyito es el gran trabajo que está realizando Leo Fernández con la reserva, equipo que justamente el viernes disputará la finalísima de la Copa Santa Fe ante Rafaela (victoria canalla 1-0 en la ida).

Por el lado de Newell's, se sabía que sería un torneo de transición por el gran recambio de jugadores que hubo con la salida de grandes referentes como Maxi Rodríguez, Nacho Scocco y Mauro Formica. Llegaron ocho refuerzos a préstamo y aún no lograron gravitar. Además Juan Manuel Llop sigue sin encontrar el óptimo funcionamiento y él mismo reconoció: "Me preocupa la falta de convencimiento que tenemos para ganar el partido. No analicé ponerme plazos. Nunca lo hago, soy optimista".

En el Parque además tampoco ayuda el contexto y no es fácil para los jugadores entrenar con tranquilidad cuando en la asamblea de socios vuelan sillas y trompadas. Lo que ocurre en el plano institucional no es una excusa para no jugar bien, pero la realidad es que la mente de los futbolistas debe estar despejada para rendir en plenitud. Ante Vélez la propuesta leprosa fue muy pobre y el equipo sumó la tercera derrota en fila de visitante en lo que va de la Superliga.

En síntesis, Central y Newell's arrancaron a los tumbos el torneo local. Los canallas aún sin ganar y con el DT caminando en el abismo de la continuidad y sostenido por la suerte que corra en la Copa Argentina. Mientras que en el Parque la situación institucional no logra encauzarse, Llop está buscando la identidad futbolística y los refuerzos aún no se ponen al hombro a los pibes para salir adelante.

Un semestre por ahora pálido en el fútbol rosarino y todo pinta para que el clásico de la fecha 12ª sea usado para salvar la ropa. Y cuando el derby es el partido de la "salvación" es porque las campañas de ambos rozan la decepción.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario