Ovación

En su vuelta a Newell's, Schiavi, Vangioni e Insaurralde hablaron de la selección

"La selección tiene sangre, lo que sucede es que no se pudo jugar bien ni ganar. El problema es que no se encuentra el funcionamiento del equipo. Los jugadores que están juegan en los mejores equipos de Europa y son figuras. Tienen sangre y calidad, por eso están en esos lugares", sostuvo Rolando Schiavi ayer en su retorno a los trabajos en Newell’s después de haber participado en el amistoso ante Ghana.

Viernes 02 de Octubre de 2009

"La selección tiene sangre, lo que sucede es que no se pudo jugar bien ni ganar. El problema es que no se encuentra el funcionamiento del equipo. Los jugadores que están juegan en los mejores equipos de Europa y son figuras. Tienen sangre y calidad, por eso están en esos lugares", sostuvo Rolando Schiavi ayer en su retorno a los trabajos en Newell’s después de haber participado en el amistoso ante Ghana. El Flaco estaba sonriente y feliz, no sólo por su participación en este juego sino porque será convocado —es casi un hecho que será titular— para los encuentros por eliminatorias ante Perú y Uruguay.

—A veces existe la sensación de que a muchos les faltaría sentir un poco la camiseta.

—Todos la sienten de la misma manera, lo que pasa es que cuando no se dan los resultados se empieza a decir que no sienten lo mismo que los de acá. Uno que estuvo ahí adentro se da cuenta que hacen cualquier cosa para estar.

—¿Por qué pensás que se dice que hay problemas internos en el plantel?

—Cuando los resultados no se dan se buscan problemas. Los buenos resultados tapan cosas en todos lados. En cualquier equipo si perdés tres partidos se empieza a decir que los jugadores están peleados. Eso pasará siempre y hay que entenderlo. Habrá que estar más unidos en este tema porque si Argentina no clasifica al Mundial perdemos todos.

—¿Cómo lo ves a Diego ante los cuestionamientos que recibe y a los que no estaba acostumbrado?

—Está dolido. No esperaba estos resultados porque tenía confianza en el equipo que había armado. Todos pensamos que íbamos a clasificar más fácil. Nos encontramos con otra realidad y con chances de jugar un repechaje o no ir al Mundial. Nadie imaginaba este presente y hay que asumirlo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario