Newell's

El Negro Figueroa dijo adiós al Parque

El volante acordó con los rojinegros la rescisión del contrato. Su futuro estará en Aucas de Ecuador

Jueves 30 de Mayo de 2019

Fin de ciclo para Víctor Figueroa. El Negro le puso punto final a su estadía en Newell’s al acordar con la dirigencia la rescisión de contrato que lo ligaba a la entidad hasta junio del año próximo. “Aunque no salí de las inferiores, el sentimiento que tengo hacia Newell’s es muy grande”, describió el Negro en la misiva que publicó en las redes sociales, una manera de despedirse porque, como él mismo dijo, “en una entrevista no iba a poder hablar”.

   El Negro (35 años) se puso la rojinegra por primera vez en 2011, salió campeón en 2013 y ayer anunció públicamente su determinación de cambiar de aire “por decisión propia porque tanto la dirigencia como el cuerpo técnico pretendían que me quedara”. Pero después de meditarlo durante un largo tiempo optó por cerrar su estadía en el Parque para ahora emigrar hacia Ecuador, más precisamente a Aucas de ese país.

   Sin dudas que la idea de alejarse de Ñuls no fue de un día para el otro. Lo venía pensando desde hace un tiempo y después de charlar con los dirigentes elaboró una carta para despedirse de la institución. Una manera más simple y utilizada por muchos futbolistas. Ayer fue el día elegido para hacerlo público y dentro de la misiva resaltó: “Es difícil para mí estar escribiendo estas palabras después de tanto tiempo que llevo en el club. Hacer una carta de despedida es duro y preferí no hacer una entrevista porque no iba a poder hablar. Por más que no salí de las inferiores, el sentimiento que tengo hacia Newell’s es muy grande, he vivido muchas cosas que me enseñaron a crecer como jugador y como persona. Salir campeón con esta camiseta fue algo muy hermoso que voy a recordar y llevar en mi corazón siempre”.

   Figueroa fue uno de los futbolistas que optó por negociar en muchos momentos con los directivos ante los incumplimientos salariales. Y frente a la exigencia de la Superliga de la documentación con respecto a los sueldos ayudó al no hacer reclamos a pesar de la abultada deuda que el club tenía con él.

   Hasta acá llegó. Después de ocho años (con un préstamo a Colón en el medio), Figueroa se despidió de la lepra, donde tuvo grandes momentos y otros no tantos como sucede dentro del fútbol. No pudo despedirse dentro de la cancha, pero dio su adiós a través de unas líneas emotivas antes de partir rumbo a Ecuador. El nuevo destino para su carrera futbolística.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});