Argentino

El largo camino de regreso para el albo

Hace 10 años el salaíto descendió a la D y ya no pudo volver. Las razones que impidieron el retorno

Viernes 22 de Mayo de 2020

Pasaron 10 años y Argentino no pue de salir de la última categoría de AFA. Justamente un 22 de mayo, de 2010, perdió la promoción en manos de Liniers y empezó el karma de la Primera D que continúa por barrio Sarmiento. Bronca, desazón e impotencia es el común denominador de todo el pueblo salaíto a la hora de buscar una respuesta. Todos se preguntan, ¿por qué se llegó a esta situación?, pero sobre todo: ¿por qué no pudo aún volver a la Primera C?

Cabe recordar que allá por 1961 también se precipitó más abajo de la C, porque el club dejó por decisión propia los torneos de la AFA hasta el regreso en 1970, otra vez en esa categoría.

En la edición del 23 de mayo Ovación encabezó su portada con “El día más triste”. Y el título grafica perfectamente la realidad que vienen padeciendo los salaítos en los últimos años. En esa oportunidad llegó a las finales de la promoción con la ventaja deportiva por ser de una categoría superior. En el partido de ida perdió por 3 a 1. Y en la revancha disputada en el José Martín Olaeta, el equipo de Marcelo Vaquero debía levantar un 0-2 pero sólo ganó por 1 a 0, con tanto del Puma Juárez.

A partir de la pérdida de la categoría, Argentino jamás pudo reponerse del duro golpe que le dio Liniers. Los motivos a la hora de hacer un balance son varios y muchos están a la vista.

De entrada, a la institución se le complicó a la hora de contratar jugadores para la divisional. Todos debían ser amateurs y que no registrasen firmas en clubes de AFA. Lo económico también fue un factor importante. Por jugar en la D el aporte de la TV fue muy escaso. Y así el panorama se complicó para el armado del equipo.

La dirigencia, nueva para la categoría, con Daniel Mariatti a la cabeza en los últimos 11 años, tuvo muchos problemas para formar un plantel. Se la jugó con futbolistas de la Rosarina y no le dio resultado. Le fue casi imposible contar con futbolistas de experiencia, tampoco pudo recurrir al semillero leproso y canalla como antaño por el tema que no podían venir con contrato. Para traer a jugadores mayores pero amateurs de las ligas del interior santafesino había que seducirlos con el pago de viáticos mayores a los que ganaban allí y de alojamiento. Mientras, no son pocos los clubes de la D que sí cuentan con experimentados sólo de esa categoría y eso cuenta a la hora de enfrentar a futbolistas más chicos y sin roce.

Marcelo Vaquero no llegó a un acuerdo apenas descendió y se fue. Siguieron años irregulares, mucho recambio de jugadores y DT y, salvo algunos buenos tramos de Villi Trebino en 2014, sólo con el regreso de Vaquero se arrimó al retorno. Fue después de aquel tremendo cachetazo, del 0-7 ante Puerto Nuevo en el Olaeta. Así llegaron tres reducidos, en dos sólo jugó los cuartos de final y en el restante, 2019, perdió las semifinales ante Real Pilar por penales.

A mediados del 2019 y tras un mal comienzo, la dirigencia cortó con Vaquero, y desde el 9 de noviembre Damián Sciretta se hizo cargo pero siempre estuvo al borde de la desafiliación hasta que se eliminaron los descensos.

La D es muy difícil, Argentino siempre la corrió en desventaja y la sigue sufriendo. Por eso ya pasaron diez años en este largo camino del regreso.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario