ovacion

Dos penales en contra y el peor cierre para Central

El canalla lo dominaba pero al final sufrió a Vélez, otro penal, las rojas y el enojo del Kily González con el árbitro Patricio Loustau.

Domingo 17 de Enero de 2021

Cuando la calentura pase, seguramente Central sacará buenas conclusiones de la derrota anoche en el Bicentenario de San Juan. Es que por buenos pasajes dominó a Vélez, empató y casi lo da vuelta en un buen complemento hasta que en el último tramo empezó a darse vuelta la taba. Los cambios beneficiaron al equipo de Pellegrino, que contaría con el segundo penal de la noche que generó polémica, la primera expulsión canalla y la cuesta arriba que ya no remontaría en los últimos 10’ más el adicional. Otra roja más, después de una rival y final con enojo del Kily González con Patricio Loustau, el mismo que en la final de la Copa Argentina 2016 cobró dos penales también para el oponente, en aquel caso River, aunque en esta ocasión estuvieron bien cobrados.

“Jugamos un partido a la altura de la exigencia, por momentos fuimos muy superiores pero tras el segundo penal, que es inexistente, el partido queda quebrado”, analizó el Kily González tras el cotejo. “Es fácil cobrar en contra de Central parece pero no hay que quejarse y seguir”, agregó. Cuando declaró, seguramente el DT canalla no había tenido la chance de ver las imágenes y la pelota rebotando en el codo extendido en el piso de Bottinelli en ese segundo penal. Del primero no dijo nada, porque fue claro que Laso tomó a Bouzat del hombro tras quedar del lado de afuera en la marca cuando entraba al área y luego lo empuja con la rodilla derecha.

Por supuesto, la segunda amarilla y roja a Bottinelli, más el gol de Thiago Almada, sepultaron las chances canallas. Mucho más cuando después de la roja a Galdames (tras patada a Vecchio), Damián Martínez golpeó en el cuello. Ya el partido estaba quebrado, como dijo el entrenador canalla, vino el tercero en una contra de Monzón, marcando una diferencia exagerada, cuando el partido parecía encaminarse a los penales.

En realidad sí se encaminó al punto penal, pero por el segundo de Vélez, que derivó al final en las protestas del Kily y la expulsión también del técnico.

“Estoy contento por lo que ha hecho el equipo, mis jugadores, los juveniles, orgulloso de ellos. Hay que seguir y pensar que tenemos muchos jugadores juveniles que de cara a un futuro cercano van a ser grandes protagonistas”, expresó aún dolido el Kily en conferencia. Más allá de que se le haya escapado por dos penales y ese mal cierre, fue el mejor saldo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS