Clásico rosarino

Di Pollina: "Siempre hubo buena predisposición para que el clásico se juegue en la provincia"

El presidente canalla aseguró que si el encuentro entre Newell's y Central no se jugó en Santa Fe fue por una decisión de Copa Argentina. Sus palabras dejaron en "off side" al Patón Bauza, que hoy dijo todo contrario.

Viernes 26 de Octubre de 2018

El presidente de Rosario Central, Rodolfo Di Pollina, salió al cruce a las declaraciones que hizo hoy el entrenador canalla Edgardo "Patón" Bauza, quien aseguró que "las autoridades de la ciudad nunca quisieron que el clásico se juegue en Rosario", y aseguró que "siempre hubo predisposición" para que el partido se juegue en la provincia.
"Los clubes y la provincia nos pusimos de acuerdo para que se juegue el 7 de noviembre en Rosario y con público, pero la organización planteó que, por cuestiones de fechas, no se podía dilatar tanto la concreción del partido", aseguró Di Pollina, y responsabilizó a Copa Argentina por la elección de la fecha y el escenario del partido entre Central y Newell's.
"Siempre hubo predisposición para que el clásico se juegue en la provincia", destacó el presidente auriazul, y aclaró: "Había dudas sobre si se tenía que jugar en Santa Fe, por el tema de los traslados y por lo que se había generado a nivel político en el Concejo Deliberante, que había generado una paranoia en la capital de la provincia".
"La fecha que nos cerraba a todos era el 7 de noviembre, pero la organización de la Copa Argentina le bajó el pulgar".
Di Pollina se sumó hoy a la polémica que se generó en la ciudad a partir de la decisión que tomó Copa Argentina de que el partido de fútbol más importante de Rosario se juegue en Arsenal, el jueves 1º de noviembre, y a puertas cerradas. "Lamentablemente se llegó a este desenlace", admitió el directivo canalla sin ocultar su impotencia por la situación.
En un primer momento se planteó que el encuentro se concrete en octubre, pero la dirigencia de Central no estuvo de acuerdo. "Nos amparamos en cuestiones deportivas de los equipos, nosotros teníamos jugadores afectados a las selecciones, como (Alfonso) Parot, y no queríamos que el clásico se jugara con ventaja deportiva", explicó Di Pollina, en declaraciones a LT3.
"Después se planteó como posibilidad que se juegue el 24 de octubre o al 1º de noviembre, pero como no se llegó a un acuerdo, Copa Argentina decretó que el partido se juegue el 1º afuera", recordó el titular del equipo de Arroyito. Ese fue el primer cortocircuito entre los clubes locales, las autoridades provinciales y la organización de la Copa Argentina.
"A partir de esto nos juntamos con Newell's y la provincia para ver si podíamos ponernos de acuerdo para que el partido se juegue en la ciudad y con público, nos parecía que era nuestra responsabilidad y que la fiesta no podía llevarse afuera", enfatizó Di Pollina, y agregó: "La fecha que nos cerró a todos era el 7 de noviembre, pero la organización le bajó el pulgar".
Di Pollina dejo en claro que en ningún momento ni las autoridades provinciales ni municipales pusieron reparos a que el partido se juegue en la ciudad, sino todo lo contrario.
Aseguró que se buscaron alternativas para que la mayor fiesta deportiva de los rosarinos pueda disfrutarse en la ciudad y con su gente.
"Lamentablemente, por una cuestión de tiempos, Copa Argentina nos planteó que el partido se tenía que jugar el 1º de noviembre, una serie de hechos que hicieron que no cerrarán las fechas se terminó con este desenlace", señaló el directivo auriazul, quien reconoció que el clásico se juegue en Arsenal y sin público es una frustración para todos los rosarinos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});