Central

Central hará una charla con directivas claras hacia adentro

La cúpula dirigencial se reunirá en la semana con el Kily González para analizar si suman un 9 o apuestan a lo que tienen a mano en el plantel de Central

Martes 04 de Agosto de 2020

Desde Central fueron determinantes. Le afirmaron a Ovación que “tenemos previsto para esta semana una reunión con el Kily González. La idea es analizar varios puntos, aunque es lógico que haremos un enfoque especial en el tema delanteros. Sobre todo tras la respetable determinación que tomó Marco (Ruben) de no jugar por lo que resta del año”. A eso hay que agregarle que las partes tienen en mente poner sobre la mesa de diálogo los apellidos que hay en el mercado como variables, mientras discutirán ahí mismo la disponibilidad financiera llegado el caso de que seduzca algún 9. Pero no habrá que sorprenderse si la resultante del cónclave es dejar todo así como quedó configurado el plantel, hasta tener un panorama más certero como consecuencia de la inactividad futbolera.

   El presidente Rodolfo Di Pollina convocará a la mesa chica para tomar algunas decisiones deportivas a corto plazo. La cúpula dirigencial se aferrará al parte de necesidad y urgencia que le entregue el cuerpo técnico que comanda el Kily González para ver si suma un atacante.

   Porque hasta el momento hay tres apellidos como referentes en la ofensiva: Lucas Gamba y los juveniles Lucas Martínez Dupuy e Ignacio Russo. El entrenador confía en ambos pibes, pero a la vez tiene en claro que no acelerará el proceso de maduración.

   “Vamos a ver. La reunión de esta semana será un disparador. Todo marca que el 17 volvemos a entrenar, pero luego habrá que ver cómo seguirá la rueda”, confesó una voz canalla sobre lo que viene en Arroyito.

   Mientras tanto, la cautela es el lema en la intimidad canalla. Nadie quiere poner un pie en falso ni adelantarse a los hechos. Sobre todo porque el DT puede armar la delantera, llegado el caso que haya fútbol, con Lucas Gamba y Fede Martínez tranquilamente. Eso permitirá entonces al entrenador ir puliendo a Martínez Dupuy y Russo sin prisa.

   Uno de los argumentos que se escuchará en Central si no llega ningún 9 es que en diciembre se reintegrará el goleador Fernando Zampedri. Una pieza del paladar del entrenador. Y otra opción que manejan como esperanza es un verdadero tanque: Milton Caraglio, quien siempre tiene deseos de volver al club, aunque ahora más porque el conductor es el Kily.

   Estos son los puntos a tratar el día de la charla, que tendrá además de los principales directivos al director deportivo, Raúl Gordillo. El Mono también está monitoreando desde el bajo perfil que lo envuelve las diferentes opciones que ofrece el mercado, siempre acorde al presupuesto que tiene la tesorería a mano, que no es muy nutrido por cierto debido al contexto que generó la pandemia.

Ribas, un intento con poca chance

Ante la falta de delanteros experimentados en el plantel, la directiva canalla no descarta hacer un sondeo por Sebastián Ribas. La empresa no será sencilla porque el uruguayo ya está en el radar de Unión y además el Kily González espera antes otras alternativas con características diferentes al ex Inter. Si bien se especula con esta chance ante la deuda de un millón de dólares que tiene Lanús con Central por el juicio ganado en la causa Braghieri, lo cierto es que la gestión podría empezar y terminar en cuestión de segundos.

La salida de Ciro Rius a Defensa sigue siendo la prioridad

Para esta semana está proyectado ver si pueden concretar de una vez la baja de Ciro Rius. En Arroyito consideran que ya no hay muchas vueltas por darle a este tema, aunque el jugador sigue mostrando una rígida postura y por eso no emigra de nuevo a Defensa y Justicia.

Central ya le expresó al empresario Christian Bragarnik cuál es el objetivo inmediato. Quieren devolver al extremo Rius a Florencio Varela por la deuda de casi 250 mil dólares. La decisión no fue un tiro al aire de los directivos. Tiene como argumento que el Kily González no lo tendrá en cuenta y además no cuaja dentro del nuevo esquema que se pretende para el club y el equipo en particular.

Si bien estaba todo encaminado, incluso el jugador recibió en mano unos documentos por la deuda que mantienen con él, lo concreto es que desde la semana pasada está mostrando una firme intención de no moverse de Arroyito, algo que le está causando un dolor de cabeza a todos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario