Newell's

Abal erró feo al no cobrar dos penales para la lepra

Fueron tan groseros esos errores del árbitro, que terminaron influyendo en el resultado final.

Domingo 09 de Febrero de 2020

El arbitraje de Diego Abal fue malo. Omitió dos penales claros a favor de Newell's. Fueron tan groseros esos errores, que influyeron en el resultado final. Otra posiblemente hubiera sido la historia si los cobraba. El fastidio de los futbolistas de Newell's en ambas acciones polémicas se explica, más teniendo en cuenta lo que les costó crear una opción de gol, sin conseguir abrir el marcador.

La primera acción que causó el enojo de los jugadores rojinegros fue sobre el cierre del primer tiempo. La pelota cruzada le llegó a Gabrielli, marcado de cerca por Lucas Rodríguez. El lateral de Estudiantes cayó al piso y la tocó con la mano. Era penal. Pero Abal cobró falta del defensor uruguayo por un supuesto empujón a su rival, que no hubo. Gabrielli no lo podía creer. Apenas culminó la primera etapa fue a reclamarle al juez. Y ni bien ingresaron al campo de juego para el segundo tiempo, el defensor se acercó para seguir conversando con el árbitro, haciendo gestos elocuentes con los brazos de que no le había hecho nada.

Y el malestar se convirtió en bronca en el tiempo adicional. Maxi Rodríguez controló una pelota y en el intento por ir a cubrirlo, el ingresado Federico González lo trabó en el pie derecho. La Fiera fue al suelo y quedó tirado sin entender cómo Abal dejó seguir el juego sin sancionar el penal.

Maxi se levantó y lo único que atinó fue a dirigirse al juez de línea Diego Verlotta, a escasos metros, para protestarle. Es que tampoco hizo nada, pese a que siendo un colaborador podría haberle indicado la infracción. La jugada de la falta a Maxi ocurrió a pocos metros de donde se encontraba.

Casi que no hubo tiempo para más y Abal pitó el final del partido. Es obvio que nuevamente fue el receptor de los reclamos por parte de los futbolistas de Newell's, como le aseguraba Maxi: "Te juro que fue penal". Fue una descarga, porque nada podía cambiar. Newell's no hizo mucho desde el juego para alcanzar la victoria. Pero el árbitro fue el responsable de que eso no sucediera a raíz de dos errores graves.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario