Central

¿A qué juegan Central y Newell's?

Los equipos rosarinos transitaron la Copa Diego Maradona sin patrones de juego definidos, lo que expone la indispensable corrección por parte de los entrenadores y los directores deportivos

Miércoles 27 de Enero de 2021

¿A qué juegan Central y Newell's? Futbolísticamente es una pregunta que en el transcurso de la Copa Diego Maradona no encontró una devolución certera desde la cancha. Y es allí donde radica el mayor problema de los equipos rosarinos, ya que los entrenadores no lograron ensamblar una identidad que permita conocer con certeza cuál era la búsqueda táctica, razón por la cual no es casualidad que ninguno de los dos logró clasificar a la zona campeonato del certamen. Por eso, y parafraseando el dicho popular, que lo cuenten como quieran, pero los funcionamientos fueron decepcionantes.

Frank Kudelka quiso formatear un equipo que contuviera a los tres jugadores de mayor trayectoria para que hagan sus aportes de jerarquía, pero sus intentos fueron colapsando porque no pudo plasmar la intención de funcionar desde la posesión para disimular la problemática que le ocasionaba la falta de dinámica.

Y en este sentido, no se trata de la antinomia correr o jugar, sino de un equilibrio indispensable que mixture ambos elementos indispensables. Aunque para ello el entrenador de Newell's deba tomar decisiones más futbolísticas que políticas.

En el caso de Cristian González la búsqueda fue más anárquica, ya que expuso diferentes formas sin priorizar ninguna. Entonces el equipo terminó envuelto en la propia confusión del técnico. Y así fue dependiendo de las individualidades, cuyas virtudes o defectos quedaron expuestas.

El Kily se sostiene desde lo retórico con que su proyecto tiene base en los juveniles, a los que dice conocer, pero si esos jugadores no están contenidos en un equipo ensamblado lo más factible es que sean condenados al escarnio público, y eso impediría constatar las reales condiciones de los mismos. Hay muchos ejemplos que así lo ratifican.

Es evidente que Newell's y Central no tienen un patrón de juego al menos visible. Y son varias más las causas de este déficit.

También es cierto que los clubes no disponen de los recursos económicos necesarios para una mejor conformación de los planteles, situación que tampoco es producto del azar sino de las malas administraciones. Actuales y recientes.

Pero incluso en este contexto se cometieron errores en las políticas deportivas. Algunos groseros. En los que la responsabilidad no sólo es de los técnicos sino también de quienes conducen el área específica: Sebastián Peratta y Raúl Gordillo.

Y no es necesario ningún acto de audacia periodística comprobarlos, ya que los propios entrenadores se encargaron de exponerlos. Porque tanto Kudelka como González ahora prescindirán de jugadores que ellos mismos propusieron o aceptaron para que se sumen hace pocos meses y así "reforzar" sus planteles.

Ejemplificar esta afirmación con Guanini, Bottinelli o Bonansea, entre otros, puede resultar un acto periodístico antipático, pero en definitiva fueron los técnicos y directores deportivos quienes los expusieron.

Pero los errores forman parte de la acción, y ahora sólo se trata de corregir para que los equipos de la ciudad puedan disponer de sus sistemas de juego con las variantes necesarias, las que permitan encontrar en la cancha la respuesta planteada a la pregunta: ¿A qué juegan Central y Newell's?

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS