..

"Nada me devolverá a Chiara, pero que paguen los que hicieron esa monstruosidad"

Verónica Camargo, mamá de la joven asesinada en Rufino, aseguró que "hasta último momento" defendió al novio de su hija y apuntó contra la familia del menor.

Jueves 14 de Mayo de 2015

Verónica Camargo se quiebra por el llanto. Sin embargo saca fuerzas y sigue en su derrotero de frases y palabras. Mi hija, Chiara, el nene, embarazo, son palabras que se repiten como una pesadilla de dolor interminable. Sólo pide justicia. "Sé que nada ´le devolverá la vida a mi hija, pero al menos quiero todos los que le hicieron esa monstruosidad paguen", exige.

En declaraciones al programa "Trascendental", que se emite por La Ocho, la madre de Chiara Páez, Verónica Camargo comenzó diciendo que "es un momento horrible, no se lo deseo a nadie. Pero quiero tratar de tener la fortaleza, encontrar justicia y saber qué le hicieron exactamente a mi hija. Sé que todo lo que hagamos no le va a devolver la vida. Pero por lo menos quiero que todos los que le hicieron esa monstruosidad paguen. No puedo entender, no cabe en la cabeza de nadie. Yo quiero agradecer la predisposición de la gente, de los medios de comunicación, todo el acompañamiento que toda la familia está teniendo. Eso nos ayuda a seguir adelante y con la ayuda de la prensa se puede agilizar el esclarecimiento del caso, porque si no como siempre, queda todo en la nada".

Cuando se le preguntó si podía rearmar qué pasó el día en que Chiara desapareció, Camargo fue contundente: "No , no puedo entender que pasó ese día. Yo al que conocía, y hasta por ahí nomás, era al nene (Manuel), que ha venido a mi casa, estaba en la compu con ella, o se quedaba a comer. Eso era el año pasado, pero después se pelearon y cuando volvieron a arreglarse no vino más. Con la mamá apenas mantuvimos algunos diálogos por teléfono, porque era muy posesiva, muy perseguidora tanto con Manuel como con mi hija. Los controlaba y siempre quería que se quedaran en su casa. Mi hija era muy chica y mucho no me gustaba que fuera para allá. Pero vio como son los adolescentes, todo les parece bien y tranqui. Pero nunca me imaginé que fueran tan macabros. Yo al nene lo estuve defendiendo hasta último momento porque no creí que fueran capaces de semejante barbaridad y que me entregaran a mi hija como me la entregaron".

Acerca de las actividades que realizaba la pareja de la madre del novio de Chiara -de quien se dijo había sido boxeador y realizaba trabajos de excavaciones-, la mujer contó que "sinceramente no conozco a ese individuo, no sabía nada de él. Como no conocía a la familia no me gustaba que fuera para allá. por eso prefería que se quedaran acá en mi casa. Yo le decía (a Chiara) que no me mintiera, porque estaba en conocimiento de la relación. No es que tuviera algo contra ellos, pero no los conocía. Creo que es como cualquier papá que se ocupa de sus hijos y quiere saber dónde están. Por eso esa noche a las 2 de la mañana había empezado a llamarla a ver a qué hora regresaba, por más que las iba a buscar un papá. Obviamente nunca me respondió".

Sobre si sabía que estuviera descartado todo tipo de actitud sospechosa del papá de Manuel, que es policía, Verónica expresó que "ya no sé qué creer. Yo he confiado en él y por ahí lo conozco un poquito más porque he tenido trato. Por eso no quiero creer que haya tenido algo que ver. Porque él fue también el primero que salió a buscarla junto con el nene. Pero no sé en quién creer. Pero sigo todos los datos, todas las pistas".

Consultada si se oponía a la relación que mantenía su hija con el menor dijo que "no, pero la relación que tenían era más bien light. Ella prefería estar más con sus amigas, con el grupito que estaba siempre. Yo hace poquito me había enterado del embarazo y como estaba muy descompuesta íbamos a ir en la semana a hacerle unos controles ginecológicos como corresponde. Habíamos decidido acompañarla con el embarazo, aunque ninguno de los dos quería. Yo hablé con ella y le dije que ahora ya estaba. Y si bien es doloroso para una como mamá, porque no es lo que esperaba para mi hija, la iba a acompañar. independientemente de si el chico la acompañara o no, yo iba a estar igual".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS