mas

Un abrazo para facilitar la búsqueda

Una asociación civil que funciona en Rosario nuclea a mujeres y hombres con dificultades para concebir en forma natural. Cómo se organizan. Qué tipo de asesoramiento brindan.

Domingo 01 de Julio de 2018

Un espacio de encuentro, de coincidencias, de información y aprendizaje. De palabras que sacan de la pena y que invitan a seguir. A veces son gestos...Una sonrisa a tiempo, una mirada de esas que dicen "te entiendo". Y entonces, todo parece posible. Eso es Abrazo por Dar Vida, Rosario. Un grupo de personas que se acercan para transitar de una manera más amable el camino de la infertilidad.

Vanina Fuse y Carolina Ventimiglia, son coordinadoras de este grupo que nació con la convicción de que es mucho mejor soportar los malos momentos y disfrutar de las buenas noticias codo a codo, con otros y otras que saben de qué se trata.

La entidad brinda información, orientación y asesoramiento a personas que tiene dificultad para concebir naturalmente. "Abrimos muchas puertas en las distintas redes sociales porque hoy la tecnología nos ofrece esa posibilidad enorme, pero también, para los que lo desean, podemos vernos cara a cara, charlar, compartir una jornada o un café. Desde Abrazo surgen amistades, compañerismos inesperados y vínculos afectivos duraderos. Hay mujeres que son madrinas de los bebés de otras mujeres que conocieron en este grupo", ejemplifican.

Es que sin dudas, muchas de las historias que se escriben con esfuerzo, a veces con sacrificios, con angustia y hasta desesperación, tienen final feliz. Y si bien es cierto que la posibilidad de la maternidad y paternidad biológica no está disponible para todo el mundo, con la guía adecuada, buenos médicos, un diagnóstico oportuno y tratamientos adecuados las chances se amplían un montón.

La Argentina tiene además una ley que ampara a quienes están en la búsqueda. "Es muy importante que se conozca que la ley nacional, sancionada en 2013, contempla de manera igualitaria e inclusiva los derechos de toda persona a la maternidad y paternidad. Santa Fe adhirió ese mismo año", detalla Ventimiglia, que fue la fundadora de la sede local de la entidad que tiene su cabecera en Buenos Aires.

Por su parte, Vanina Fuse menciona que "no hay que resignar ningún derecho, por eso es importante encontrarse, conocer los obstáculos que puedan aparecer en una obra social, en una empresa de medicina prepaga o en un hospital público. La información seria es vital. Y en Abrazo estamos en condiciones de ayudar a quienes están pasando por esto. Las experiencias de las otras mujeres, de las otras parejas sirve un montón. Simplifica mucho".

Hay que recordar que la ley establece una cobertura integral que contempla el diagnóstico, los medicamentos, las terapias de apoyo y las técnicas de reproducción asistida de baja y alta complejidad y que "deben brindarla las obras sociales, las prepagas y el sector público".

Las coordinadoras afirman que aún siguen apareciendo dificultades en ese sentido aunque afortunadamente hay más conocimiento por parte de los pacientes, de los médicos y de la sociedad en general. También hay mayor sensibilidad, y eso no es poco.

Transitar el camino

Pero todavía persiste la idea de que quedar embarazada es bastante simple, cuando en rigor la biología tiene sus tiempos. Las chances de lograr la concepción de manera natural, según las estadísticas, indican que sólo el 25 por ciento de los seres humanos que tienen relaciones sexuales en momentos de fertilidad logran la concepción, y esos niveles, además, varían según la edad de la mujer, sobre todo. A partir de los 35 años decaen en forma notable, aunque no es imposible lograrlo sin intervención médica.

Los especialistas siguen aconsejando hacer una consulta con un experto en fertilidad cuando se lleva un año completo de intentos sin lograr el embarazo. Pero esto puede variar según cada caso, la historia médica de la mujer o el hombre y la edad en la que se inició la búsqueda de ese hijo o hija.

La medicina y la ciencia han dado pasos agigantados en las últimas décadas en materia de fertilidad humana. Se sabe más, hay más recursos y conocimientos a favor de lograr esa nueva familia.

Fuse y Ventimiglia dicen: "Lo primero es tener en claro que aunque sean dos ya estamos hablando de una familia y que en realidad se está intentando alcanzar una familia que incluya un hijo. Es un camino difícil el que se presenta cuando una advierte que no será cuestión sólo de desearlo. Se mezclan muchas emociones, la frustración es un sentimiento bastante normal, el dolor y la pena también. Quienes hemos pasado por esto sabemos muy bien de qué hablamos. En Abrazo, justamente, buscamos brindar apoyo desde lo informativo pero también en lo emocional. No porque seamos profesionales de la psicología sino simplemente porque somos seres humanos a los que nos pasa lo mismo".

Decir, abrirse o simplemente escuchar. Aprender a partir de las vivencias ajenas aunque las historias sean únicas y personalísimas. Todo sirve para no bajar la guardia y seguir intentando, en movimiento, conseguir ese embarazo y dar paso a ese hijo o hija tan esperado.

"También hay lugar para poder decir basta, para reconocer los propios límites. Hay quienes pueden encarar decenas de tratamientos y no agotarse, o al menos sentir que no se agotan nunca, y quienes no pueden tolerarlo después de un determinado tiempo. Todas las realidades son atendibles, normales, pero les aseguro que cuando se comprende entre pares se ve más claro", señalan.

Ayer, los integrantes de la entidad se reunieron en el 6to Encuentro de Orientación Médica y Emocional en Técnicas de Reproducción Asistida, que estuvo destinado a pacientes en tratamiento de reproducción asistida con óvulos y espermatozoides propios o donados. También fueron parte de la jornada aquellos que lograron la maternidad/paternidad mediante estas técnicas. El compartir experiencias y escuchar a los profesionales abre cabezas, amplía horizontes, renueva la esperanza o simplemente ayuda a tomar decisiones.

"Buscamos que cada una sobrelleve los tratamientos de la mejor manera posible, sin detenerse en su crecimiento como persona, sin olvidar en el día a día que la vida continúa, que aunque los pensamientos en relación a un hijo nos llenen casi todo, todo lo invadan, hay que buscar espacios propios donde descansar, relajarse, disfrutar, solas o con la pareja —en el caso de que se la tenga— y así ir construyendo un equilibrio", comentan las coordinadoras de Abrazo.

"Hay que tomarse un tiempo para procesar. Nadie tiene que sentirse obligado a participar. Pero les aseguro que vale la pena el intento de acercarse...Pienso que tenemos que transitar esto que no puso por delante la vida desde un lugar de esperanza. No somos mártires, son cosas que nos tocan, a otros les tocan otras. No es lo más difícil de la vida, aunque es duro. Lo más sano es seguir nutriendo la vida cotidiana, no parar. Siempre digo que hay que aprender a sacar las cosas buenas que da el camino de la infertilidad", dice Vanina con emoción.

Las representantes de la organización insistieron en convocar a todas las mujeres y hombres que estén transitando por un momento de búsqueda de un hijo a conectarse a la página de facebook: abrazoxdarvida, escribir al correo info@abrazoxdarvida.org o en twitter @abrazoxdarvida.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});