mas

A partir de los 40 se sube rápido de peso

Cambios hormonales, mayores responsabilidades laborales y familiares que postergan la actividad física y mala elección de los alimentos pueden afectar al cuerpo de manera negativa.

Domingo 15 de Abril de 2018

Cambios hormonales, mayores responsabilidades laborales y familiares que postergan la actividad física y mala elección de los alimentos pueden afectar al cuerpo de manera negativa

"Un estilo de vida sano es un buen comienzo para protegerse contra la ganancia de peso de la mediana edad, que suele ser un problema cuando la mujer avanza hacia la menopausia, incluso en quienes comen bien y hacen ejercicio con regularidad. En esa etapa es posible descubrir que para permanecer en el peso actual, las mujeres necesitan aumentar el nivel de actividad y cumplir estrictamente con hábitos alimentarios sanos", señala Ekta Kapoor, especialista de la Clínica para Salud Femenina de Mayo Clinic en Rochester, Minnesota.

Se considera que una mujer está en la menopausia cuando ha transcurrido un año desde la última menstruación. La menopausia normalmente se presenta hacia fines de la década de los 40 años o a principios de los 50. El período de los últimos años previos a la menopausia se conoce como perimenopausia y se caracteriza por irregularidades menstruales. Durante la perimenopausia, muchas mujeres empiezan a presentar varios de los síntomas que acompañan a la menopausia, incluida la ganancia de peso.

Esta suba de peso se debe, en parte, a los cambios hormonales. Los niveles descendentes de la hormona estrógeno (después de la menopausia) y de la hormona testosterona (con la edad) contribuyen a la pérdida de masa muscular que lleva a quemar menos calorías tanto en reposo como al hacer ejercicio. Los cambios hormonales también afectan sobre el sitio donde se almacena la grasa y suelen llevar hacia una tendencia a acumular grasa alrededor de la parte media del cuerpo.

Además de los cambios hormonales, otros síntomas de la menopausia, como los sofocos, los problemas para dormir y los cambios de ánimo, pueden interferir con el hecho de apegarse estrictamente a un estilo de vida sano y eso también puede contribuir a ganar peso. Los factores genéticos igualmente desempeñan una función, de manera que si los padres u otros parientes cercanos ganaron peso alrededor del abdomen cuando envejecían, probablemente se corra la misma suerte.

No alcanza

Al considerar todos estos cambios, continuar con el mismo nivel de ejercicio e ingesta calórica de siempre quizás ya no sea suficiente para que se mantenga en el peso, según se avanza hacia la menopausia. Es posible que se necesite añadir más ejercicio a la rutina habitual.

Los expertos recomiendan a la mayoría de los adultos que hagan actividad aeróbica moderada, como caminar rápido, durante 150 minutos mínimos por semana o actividad aeróbica vigorosa, como trotar, durante 75 minutos mínimos por semana. Igualmente se recomienda hacer ejercicios de fortalecimiento muscular dos veces por semana, por lo menos. Si desea perder peso o alcanzar ciertas metas específicas para su estado físico, posiblemente haya que hacer más ejercicio.

Por otro lado, hay que revisar los hábitos alimentarios. Elegir frutas, verduras y cereales integrales, especialmente aquellos menos procesados y con mayor contenido de fibra. Evitar o restringir las bebidas azucaradas, como las gaseosas, los jugos, las bebidas energéticas, las aguas saborizadas y el café o el té azucarados. Las galletitas, las tortas, los pasteles, el helado y los caramelos deben aparecer solo ocasionalmente en su alimentación, si acaso se los incluye alguna vez. Restringir también el consumo de alcohol porque añade calorías vacías es relevante.

Todo esto puede parecer desalentador al mirar hacia el futuro, pero hay que tener muy presente que estos cambios positivos en el estilo de vida pueden brindar muchos beneficios a la salud a medida que pasan los años. Conservar un peso sano reduce el riesgo de una variedad de problemas de salud, entre ellos, hipertensión, cardiopatía, diabetes tipo 2 y ciertos tipos de cáncer, como el de mama, de endometrio y de colon. "Además, evitar ganar peso excesivamente con la edad puede permitir estar y sentirse más activa con el tiempo, lo que al final, también ayudará a la persona a lucir y sentirse mejor", remarcó Ekta Kapoor.

"Si se tienen dudas acerca de los síntomas de la menopausia o de los cambios que se experimentan durante la etapa previa, hay que consultar al médico. Existen tratamientos para aliviar los síntomas y hacer más manejable este importante período de transición en la vida", señaló la experta.

Hay una tendencia a acumular grasa alrededor de la parte media del cuerpo. Además de la mala alimentación, influyen los factores genéticos

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario