La Región

Lifschitz: "Argentina tiene gran potencialidad en torno a la bioeconomía"

El presidente de la Cámara de Diputados de la provincia lo señaló tras participar de un ciclo organizado por la Usina Social.

Domingo 20 de Septiembre de 2020

Argentina tiene una extraordinaria potencialidad de desarrollo en la bioeconomía. Desde el sector público hay que estimular, apoyar y acompañar con políticas pensadas para impulsar a este sector”, afirmó el presidente de la Cámara de Diputados, Miguel Lifschitz, al participar de un ciclo sobre bioeconomía y salud organizado por La Usina Social, junto a las universidades de Rosario, Litoral, Mar del Plata y de Noroeste de la provincia de Buenos Aires, y el Conicet y la Academia de Ciencias Médicas de Santa Fe.

El encuentro virtual contó con el testimonio del titular del Grupo Insud, Hugo Sigman, quien a través de la compañía biotecnológica mAbxience producirá el principio activo de la vacuna que desarrollan en estos momentos la Universidad de Oxford y el laboratorio británico-sueco AstraZeneca para prevenir el Covid-19. También compartieron su experiencia dos emprendedores locales del campo de la bioteconología como Fabián Fay, de Héritas, y Esteban Lombardía, de Terragene. La charla contó también con la presencia del intendente de Rosario, Pablo Javkin.

“Para nosotros, que estamos pensando la Santa Fe y la Argentina del futuro, estas son las temáticas que deberíamos estar discutiendo. Es un sector en el que nuestro país, como lo está demostrando, es capaz de ser competitivo a nivel global, con margen para posicionar productos de calidad y generar empleos de alta especialización. Las biotecnologías vinculadas a la salud tienen un gran potencial para el desarrollo de Argentina”, destacó Lifschitz.

Respecto al desarrollo de la vacuna y medicamentos contra el Sars-CoV-2, Sigman destacó el acuerdo entre la Universidad de Oxford y AstraZeneca: “Se estableció que la vacuna se distribuirá de forma equitativa en todo el mundo, garantizando la llegada a un 20% de la población”. Y añadió: “Como el laboratorio no tenía plantas suficientes para producirlas hizo acuerdos con distintos países. En Latinoamérica nos contactó a nosotros, que habíamos inaugurado una planta para producir anticuerpos monoclonales en Garín. Como no podemos esperar hasta su aprobación (sería en noviembre o diciembre), junto con la Fundación Slim asumiremos los costos laborales e industriales para fabricarla a riesgo”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario