La ciudad

Tras cuatro robos en un día, los taxistas insisten con la mampara antivandálica

Uno de los asaltos terminó con un chofer baleado. El Sindicato de Peones quiere que el divisor sea obligatorio en todas las unidades

Viernes 22 de Enero de 2021

El Sindicato de Peones de Taxis de Rosario (STP) expresó su preocupación por cuatro hechos de robo perpetrados contra taxistas en solo 24 horas, e insistió con el pedido de implementación de mamparas divisorias obligatorias en las unidades. Dos de los asaltos se produjeron a plena luz del día, y uno ocurrido en horas de la noche terminó con un conductor herido de bala en una pierna. Si bien desde el gremio manifestaron ser “conscientes del trabajo que viene haciendo el Ministerio de Seguridad de la provincia”, rogaron que se redoblen los esfuerzos para intentar morigerar los hechos de inseguridad que se dan de manera cada vez más violenta.

El raid de atracos comenzó el miércoles a las 14 en camino nuevo a Soldini, con arma blanca; siguió en Chacabuco y Quintana, en un hecho que terminó con el conductor herido de bala; luego hubo otro en Quintana y Grandoli, perpetrado por un falso pasajero que tenía un arma de fuego; y culminó ayer a la madrugada con otro episodio en Vuelta de Obligado y Uriburu. En el caso del chofer baleado, el proyectil tuvo trayectoria de entrada y salida y el hombre ya está en su casa recuperándose. “Hoy por hoy el chofer se resiste a dar la recaudación, por la situación económica. Estás trabajando todo el día, viene cualquier ñato y le tenés que entregar la billetera”, afirma Horacio Yannotti, secretario general del STP.

Para el gremio se trata de un hecho inusual, ya que venían con un promedio bastante bajo de episodios de este tipo producto de lo que entienden es un “buen trabajo” de la policía de la provincia, con un fuerte control y combate a las motos que antes robaban desde al lado de los coches, por la ventanilla, lo que provocó que los asaltos muten a ser casi en su totalidad con la modalidad pasajero. “Han disminuido los robos pero se ha incrementado la violencia contra los taxistas. Se da un efecto dominó, no se si se trata de una banda, algunas direcciones son recurrentes. Estamos pidiendo que se haga una investigación”, disparó Yanotti.

En ese marco, subrayó que los acontecimientos vuelven a poner en evidencia la “impostergable” colocación de una mampara divisoria entre el chofer y el pasajero, en vistas a evitar por todos los medios que la inseguridad se lleve la vida de otro chofer. “La patronal tiene que colocar los tabiques divisorios, esta nueva gestión del gremio lo viene reclamando desde el primer día”, recordó.

Diferentes interpretaciones

La normativa que regula las mamparas se presta a diferentes interpretaciones. La ordenanza que las rige es la 8295 de 2008, sobre seguridad en taxis, que establece la obligatoriedad del GPS, micrófono, consola de datos y cámara, y del vidrio antivandálico sobre las unidades. El decreto reglamentario indica que tiene que haber un acuerdo expreso entre titular y chofer para no colocar el vidrio.

En 2012 hubo una modificatoria, la 8949, en la que se aclara que los dispositivos tecnológicos dispuestos en el artículo 1 de la ordenanza, se vuelven voluntarios si el que maneja es el titular de la chapa, pero no si se tienen choferes en relación de dependencia. Además, el cristal antirobo figura en el artículo 3, por separado del resto de los elementos mencionados, por lo que una lectura literal lo dejaría afuera de la opcionalidad.

No obstante, la realidad actual es que los peones quieren que sea obligatoria. “Los titulares tienen la obligatoriedad de darle seguridad al conductor en el ámbito de trabajo, la policía se ocupará de la puerta para afuera”, señaló.

El objetivo es que se evite el contacto entre el pasajero y el chofer, para evitar la vulnerabilidad del trabajador. “Con una jaula protectora como tiene el patrullero, o un acrílico grueso, bastaría. Le da seguridad al conductor de que no va a ser tomado por la espalda”, opinó. Es que Yannotti admite que la mampara antivandálica “es costosa, pero les estamos pidiendo un mínimo de seguridad, algo que desaliente”.

Ya hubo charlas con Servicios Públicos y concejales, para que cada vehículo que se incorpore tenga que tener el tabique divisorio. Las autoridades definirán cuál es el material adecuado, porque debe ser algo que permita la climatización de la unidad.

A debatir el tema

El pedido de los taxistas ya tuvo eco en el Concejo. El presidente de la comisión de Control (ex Seguridad), Roy López Molina, dijo que “aunque no es la solución definitiva, la mampara antivandálica sigue siendo una herramienta útil para combatir la inseguridad arriba de los taxis, porque es una barrera física que disuade”.

El edil cree que “es un viejo debate, postergado por mil excusas: que el seguro no te cubre, que no se puede climatizar el habitáculo, que las unidades son chicas. Ninguno de estos argumentos es suficiente en el contexto de inseguridad de la ciudad de Rosario, ya que el chofer queda absolutamente expuesto”, analizó.

Por ello, consideró “valorable” que la nueva conducción del sindicato sea la que impulse, esta vez, la discusión pública. Y anunció que desde la comisión que preside los convocarán para evaluar los alcances de las actuales ordenanzas sobre la colocación de las mamparas.

“En cualquier caso, lo que está claro que desde el 2008, cuando la inseguridad no golpeaba a Rosario como ahora, no hubo voluntad política para ponerla en marcha definitivamente”, cerró el concejal de Cambiemos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS