La ciudad

Postergan por tercera vez una audiencia por la tragedia en el Café de la Flor

Es la que debe determinar si un inspector municipal irá a juicio oral. Firmó un acta en la que señaló que el lugar era seguro

Jueves 30 de Marzo de 2017

Por tercera vez, una audiencia en la que se debe determinar si un inspector municipal llegará a juicio oral por la muerte de un músico fue postergada. Se trata de un inspector de la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana que está imputado en la causa que investiga la muerte de un músico que recibió una descarga eléctrica mientras tocaba con su banda en el Café de La Flor.

Los delitos que se le imputan son incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de instrumento público. Esto, por haber firmado un acta en la que sostenía que el espacio contaba con las condiciones necesarias de seguridad para funcionar.

La acusación recayó en su contra después de un resonante hecho que puso en el foco del debate las precarias condiciones de seguridad con las que muchas veces se enfrentan los músicos que despliegan su arte en los escenarios de Rosario. Fue el 12 de octubre de 2015, cuando Adrián Rodríguez (30), bajista de la banda Raras Bestias, murió durante una presentación en el Café de la Flor (Mendoza 682) tras recibir una descarga eléctrica a través de su instrumento.

Según se desprende de la investigación, Akerman fue el último en controlar las instalaciones de ese bar y firmó un acta en la que informaba que el espacio se encontraba en adecuadas condiciones para funcionar. El documento fue rubricado en abril de 2015.

Así, seis meses antes de la muerte de Rodríguez, Akerman hizo una inspección en el lugar, aseguró que las condiciones de seguridad eran las que requiere la Municipalidad y lo puso por escrito en un instrumento público. Pero las constataciones que, luego del trágico hecho, se realizaron en el local, arrojaron un resultado bastante distinto. Las pericias eléctricas ordenadas por la Justicia concluyeron que las instalaciones tenían deficiencias de larga data. Por eso el Ministerio Público de la Acusación resolvió imputar al inspector —quien llega a esta instancia del proceso en libertad— por los delitos de incumplimiento de los deberes de funcionario público y falsedad ideológica de instrumento público.

La audiencia preliminar que hoy sufrirá su tercera postergación es una etapa del proceso penal en la que se controlan las pruebas ofrecidas por las partes y se determina si la causa debe o no elevarse a juicio oral.

Los otros imputados

Por la muerte de Adrián Rodríguez están acusados Ariel Scharf, dueño del Café de la Flor desde julio de 2015; y Fernando Campodónico, el electricista que había trabajado en el bar.

Sobre ambos imputados recayó la acusación de homicidio culposo.

La fiscalía entendió que Scharf tuvo una actitud negligente e inobservancia de sus obligaciones como propietario del bar, ya que ese 12 de octubre el disyuntor había sido desconectado, generando una situación de riesgo deliberada.

La fiscal Piazza Iglesias pidió la pena de 4 años de prisión efectiva y diez años de inhabilitación para ejercer actividades comerciales para este imputado.

Respecto de Campodónico, el Ministerio Público de la Acusación solicitó la pena de 5 años de prisión efectiva y diez años de inhabilitación para ejercer su oficio o cualquier otra actividad relacionada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS