La ciudad

Para la defensa se trató de un accidente y pide la absolución

Jueves 17 de Agosto de 2017

El abogado defensor de Juan Carlos Schmitt, Ignacio Carbone, definió el suceso por el cual se juzga a su cliente como "un accidente fatal, pero un accidente al fin". Tras las críticas que recibió de la Fiscalía por haber presentado sólo testigos de concepto (conocidos de Schmitt que lo calificaron como amigo, mecánico y padre) y un perito de parte que, a entender de Malaponte, no basó sus conclusiones en datos científicos sino en suposiciones, sostuvo que la teoría fiscal no es lógica y, además, caprichosa.
   El defensor entendió que no está probado que el mecánico hubiera circulado por el carril contrario, y sí que Orgaz haya circulado por Río Negro. Es que una de las teorías de los defensores es que el cadete pudo haber transitado por Pérez Bulnes y se haya atravesado en el camino del Audi cuando intentó tomar la diagonal. Carbone remarcó que, con esos argumentos no intenta poner la responsabilidad del choque en el accionar de Orgaz, pero consideró necesario que se entienda que en el siniestro —que él definió como un accidente— intervinieron dos personas. "Lo que plantearon los peritos de la Fiscalía es una posibilidad de cómo pudieron haber ocurrido los hechos, pero no esa una certeza, por lo que caben otras posibilidades", dijo el letrado, quien pidió que Schmitt fuera absuelto por el delito de "homicidio con dolo eventual".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario