La ciudad

Masivo pedido de los médicos por más seguridad en hospitales

"Atendiendo en una guardia se nos puede ir la vida", aseguró ayer una profesional en el marco de la protesta que se montó en el Roque Sáenz Peña.

Martes 11 de Febrero de 2020

"A nuestra seguridad no la negociamos nunca, con nadie". El aplauso de más de un centenar de personas fue espontáneo y conmovedor. Las palabras de Sandra Maiorana, secretaria general del Sindicato de Médicos de la República Argentina (Amra) seccional Santa Fe, al finalizar el discurso que dio ayer frente a la guardia del Roque Sáenz Peña resumieron la preocupación de los equipos de salud por la inseguridad que padecen a diario y que en ocasiones llega a situaciones extremas. Lo ocurrido la semana pasada a dos médicas de esa institución, que fueron golpeadas e insultadas por una paciente y su pareja, encendió la alarma y movilizó a los trabajadores, al punto de que la de ayer fue la convocatoria más amplia por pedido de seguridad de los últimos años en el ámbito de la salud.

No se había dispuesto un paro de actividades, por lo que los profesionales que asistieron en forma masiva lo hicieron en horario no laborable: "Sabemos del esfuerzo que significa para ustedes estar ahora acá, quitándole tiempo a otras actividades; esto habla del compromiso, la solidaridad y la necesidad que tenemos de ser escuchados", remarcó Maiorana. Muchos de los que asistieron pertenecían a distintos hospitales de la ciudad y otros se acercaron desde otras localidades de la provincia.

Para que todos los equipos de salud puedan debatir y exponer sus preocupaciones sobre el tema inseguridad en el ámbito laboral se organizaron, además, asambleas en los centros de salud de toda Santa Fe. Desde Amra aseguraron que el nivel de participación fue importante, en muchísimos centros de salud, especialmente en aquellos que se alzan en zonas periféricas donde los niveles de violencia suelen ser particularmente altos.

Emocionada, una de las médicas de la sala de Clínica del Sáenz Peña, quien durante años estuvo en la guardia del efector, dijo sin vueltas: "Trabajando se nos puede ir la vida".

La profesional, que valoró la participación de tantos colegas en la concentración, expresó que "lo que les ocurrió a dos compañeras la semana pasada fue un hecho que marcó un límite, y aunque las agresiones verbales y los malos tratos por parte de algunos pacientes son cotidianos —al punto que nosotros mismos los naturalizamos— estamos decididos a decir ¡basta!. Porque a esas médicas no sólo las atacaron sino que cuando fueron a hacer la denuncia a la comisaría 15 las demoraron e incomunicaron como si las responsables del hecho hubiesen sido ellas. Además de que recibieron un trato que ningún ser humano merece".

"Sabemos que atendemos a personas que viven situaciones de mucha vulnerabilidad, en zonas donde recrudeció mucho la violencia. Pero los hechos que vivimos en los hospitales o centros de salud son muchos, y sobre todo, más graves. Queremos que la ciudadanía entienda a lo que nos exponemos. No tenemos un trabajo sencillo, pero encima, cumplimos nuestra tarea con miedo", agregó la profesional. Policías

El protocolo de seguridad vigente en los hospitales públicos determina que en las guardias debe haber presencia policial permanente. Se trata de adicionales que contratan los propios hospitales. Cuando se dio el episodio en el Sáenz Peña, la semana pasada, durante una hora y media no hubo policías y el hecho de violencia contra las médicas se produjo en ese espacio de tiempo.

Por pedido de Amra, al día siguiente se pidió a Asuntos Internos de la policía que investigue lo ocurrido. Este diario constató que ya se abrió un expediente y la investigación comenzó.

Hasta ayer el Ministerio de Salud de Santa Fe no había pedido refuerzos de policías para los hospitales. Por otra parte, en el Ministerio de Seguridad no están previstos cambios en la cantidad de policías que vigilan las instituciones médicas, por lo que por el momento se mantiene la situación tal cual está.

El ministro de Salud provincial, Carlos Parola —consultado por la prensa durante la entrega de las tarjetas alimentarias— hizo referencia ayer a la preocupación del personal de salud y dijo que "es imprescindible trabajar con seguridad. No es un problema de Rosario solamente sino de toda la sociedad argentina y que hace epicentro en las ciudades más grandes. Estamos trabajando en conjunto con Seguridad para mejorar la situación", aseguró.

Abogados

En la reunión convocada por Amra quedó expuesto que, además de la preocupación por los ataques a los profesionales, se suma el hecho de que al denunciar, algunos quedan detenidos en la comisaría. Como le ocurrió a las médicas del Sáenz Peña.

En tal sentido, Maiorana dijo que hubo tres hechos similares en la provincia en los últimos meses y que por eso tuvieron que armar, desde el sindicato, una red de abogados que actúa en todo el territorio provincial para que asesoren y acompañen a los miembros del equipo de salud que puedan ser demorados en el contexto de una agresión.

"Tenemos las herramientas ¡usémosla! Nosotros, como gremio, acompañamos a médicos y personal de salud hasta donde ustedes lo requieran, porque son ustedes los que ponen la cara y el cuerpo en las guardias. Esta movilización es un antes y un después, este nivel de respuesta a la convocatoria, el más alto en muchos años, habla a las claras de la necesidad de trabajar tranquilos y de visibilizar el problema de la inseguridad", enfatizó Maiorana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario