La Ciudad

Más de 70.000 llamadas para advertir incumplimientos

El 0-800 del gobierno provincial no para recibir denuncias. La mayoría son de Rosario por fiestas y reuniones particulares que no están permitidas.

Domingo 06 de Septiembre de 2020

La línea telefónica 0-800 dispuesta por el gobierno provincial para denunciar el incumplimiento de la cuarentena que comenzó en marzo, y las restricciones sucesivas en las fases de aislamiento y distanciamiento social posteriores, recibió más de 70.000 reportes para alertar sobre distintas situaciones. El 75 por ciento de los casos fue denunciado desde Rosario.

Desde que el gobierno de Santa Fe implementó la línea 0800-555-6768 el 17 de marzo para denuncias de incumplimiento de las medidas, se registraron distintos parámetros surgidos a la par del comportamiento social ante la cuarentena estricta primero, y luego las fases de aislamiento y distanciamiento para evitar la circulación de personas, y con ellas bajar los niveles de contagio del Covid-19.

El nuevo escenario de aislamiento que rige desde el viernes vuelve a poner al servicio como fundamental para monitorear distintos hechos que pueden entorpecer la estrategia sanitaria para contener la pandemia, desde advertir la no utilización del barbijo, hasta fiestas, reuniones privadas, o empresas que no respetan los protocolos.

Según datos aportados por el Ministerio de Seguridad, desde que se implementó en marzo pasado el servicio recibió 71.076 llamados hasta el viernes 4 de septiembre, que provienen de todo el territorio provincial.

Esa segunda quincena de marzo, cuando el 20 se implementó la cuarentena a nivel nacional, se reportaron 16.049 denuncias. En abril, durante la etapa más dura del confinamiento, la cifra se elevó a 20.048 llamadas.

Progresión según las fases

Con la reapertura parcial de comercios y la liberaron de algunas actividades, en mayo se recibieron 11.935 denuncias. Igualmente hubo comportamientos diferenciados según las medidas dispuestas en relación al panorama sanitario de cada jurisdicción.

En junio y julio se registraron cifras similares, con 6.162 y 6.917 consultas, respectivamente. Fueron meses en los que se progresó a fases de distanciamiento y se flexibilizó la circulación y se autorizaron reuniones familiares y afectivas. Ya en agosto, que a mediados de mes dio un salto en la curva de contagios de coronavirus y se recomendó evitar las reuniones familiares, se dieron 9.376 llamadas alertando sobre el incumplimiento de las medidas.

En septiembre se reportaron 605 consultas hasta el viernes, cuando se anunció la vuelta a una fase flexible de aislamiento. El dato distintivo, según indicó el responsable del área, Franco Morgans, es que el 75 por ciento de las llamadas de toda la provincia corresponden al departamento Rosario.

“Recibimos todas las denuncias, pero además orientamos a los ciudadanos por distintas situaciones, incluso relacionadas a síntomas de la enfermedad, que derivamos al personal de salud, o cómo se debe proceder por una autorización de traslado. Nadie se queda sin respuesta, capacitamos al personal para que responda a todas la dudas”, recalcó Morgans.

>> Leer más: Coronavirus: crecen los llamados al 0800 y ya son 1.200 por día en Santa Fe

El coordinador del área, que depende de la Subsecretaría de Seguridad Preventiva del Ministerio de Seguridad, graficó que hubo fines de semana que entre viernes y sábado se reportaron hasta 200 llamados para denunciar fiestas particulares clandestinas.

“De inmediato se deriva al 911 para que reporte al personal policial más cercano y a la Fiscalía. Así se desactivaron muchas situaciones”. Estimó que de acuerdo a la progresión, el servicio tuvo picos a la par de las distintas fases, con variaciones que pusieron en evidencia el comportamiento que adoptó la población. Un ejemplo de ello se dio cuando se habilitaron las salidas recreativas, que crecieron las llamadas por encuentros masivos en espacios públicos.

“También tomamos el reclamo de trabajadores cuyas empresas no respetaron los protocolos y las medidas de higiene ante casos sospechosos. Lamentablemente vemos que mientras más prohibiciones, más se rompen las reglas”, resumió Morgans.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS