La ciudad

Martín: "Si podemos salvar a una persona de la droga significa el universo entero"

El Arzobispo de Rosario valoró el convenio de la Iglesia con la Municipalidad para abrir centros de día en parroquias de La Tablada, La Granada y La Lata para abordar la problemática de las adicciones.

Lunes 02 de Noviembre de 2015

Monseñor Eduardo Martin se refirió hoy al acuerdo de la Iglesia junto a la Municipalidad para abordar la problemática de las adicciones en barrios rosarinos. "Si podemos salvar la vida de una persona ya significa mucho, y esperamos que sean más", dijo en declaraciones al programa "Todos en La Ocho".
 
El Arzobispado rosarino trabajará en red con la Municipalidad y las organizaciones para abordar en conjunto la problemática de adicciones. A partir de hoy se pondrá en marcha un convenio entre la Iglesia y la Intendencia para fomentar la labor de contención en tres barrios de Rosario: La Granada, Tablada y La Lata
 
A esto se sumará la acción de Cáritas que sostendrá otros dos centros más en Ludueña y Villa Gobernador Gálvez. Esta labor conjunta será la primera experiencia justo en paralelo a los inicios en la ciudad de la Pastoral de los Excluidos, que sigue la línea de la pastoral villera en Capital Federal.
 
"Parte de la tarea de la Iglesia son las obras de caridad, hacer el bien al prójimo, al que está necesitado. En Rosario hubo una iniciativa que comenzó el padre Fabián Belay con un grupo de voluntarios, de crear una Fundación que cuando llegué ya estaba en la calle Zeballos al 600. La idea es buscar una respuesta a este flagelo de la adicción, y tratar de recuperar a personas que se encuentran en esta situación. Ya hay una casa, un centro de día. Ahora se quiere llegar a los barrios, a las parroquias", explicó.
 
El convenio implica que el Municipio va a colaborar para sostener estos centros de día. "Nunca es tarde para hacer el bien. Evidentemente el problema de la droga es complejo y va más allá de las posibilidades de la Iglesia. No es tampoco misión directa combatir el narcotráfico. Si nosotros buscamos trabajar humildemente en la recuperación de jóvenes. Es un refuerzo. Para nosotros rescatar a uno de la droga significa el universo entero. Si podemos rescatar a una persona, ya vale, hemos hecho el bien. Si podemos salvar a más, es mejor".
 
"Es un problema del país, no solo de Rosario. Según las estadísticas de la UCA el consumo aumentó muchísimo, y como correlato el narcotráfico. Es un flagelo muy grande", cerró.  

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario