Mauricio Macri

Los sacerdotes le reclamaron a Macri que atienda los problemas de la droga en Rosario

Los curas Claudio Castricone y Fabián Belay, se reunieron hoy unos minutos con el presidente Macri a quien le plantearon la problemática de las adicciones en los barrios de la periferia.

Jueves 02 de Febrero de 2017

El presidente Mauricio Macri se reunió en Rosario con los curas Fabián Belay y Claudio Castricone para interiorizarse sobre los problemas de adicciones que se dan en distintos barrios periféricos de la ciudad.
Macri no hizo declaraciones públicas y sólo concedió una entrevista a un canal de televisión. El presidente charló con los curas acompañado por la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. Al término del encuentro, los sacerdotes hicieron un balance de la charla con el presidente.
"Compartimos las inquietudes y las miradas que tenemos sobre este tema. La necesidad de seguir fortaleciendo espacios, de crear oportunidades para los jóvenes. También se habló de cómo generar en los barrios mayores espacios de contención desde los sistema de educación y de salud. También desde los polideportivos. Hablamos sobre cómo darles oportunidades a los jóvenes y que no queden a la deriva del consumo", remarcó Belay.

belay1.jpg
Fabián Belay trabaja en la pastoral social del Arzobispado.
Fabián Belay trabaja en la pastoral social del Arzobispado.
El cura también dijo que conversaron "sobre cómo acompañar a los jóvenes para su ingreso al sistema laboral. Planteamos lo importancia de apoyar a los jóvenes en la contención para que puedan sostener las responsabilidades".
Belay sostuvo que Macri y sus colaboradores "se llevaron las inquietudes como agrandar la casa de internación y el proyecto de abrir un centro para mujeres. Ellos se comprometieron a estudiar las propuestas. Fue una reunión muy buena porque dialogamos e intercambiamos ideas. Pudimos plantear nuestras inquietudes con respecto a estos temas".
Por su parte, Castricone remarcó: "Lo que me gustó mucho de la reunión fue que el presidente nos escuchó. Nunca imaginé que iba a estar hablando con un presidente, planteándole algunas cuestiones concretas. Le dije a Macri que lo que hacemos en los barrios es atender a los enfermos. Como dice el Papa Francisco, en el hospital de campaña estamos atendiendo al herido. Pero le planteé a Macri que no haya heridos. Es decir, tenemos que ir a las causas que es la exclusión. El chico que termina en una adicción es un excluido de la sociedad".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario